viernes, 13 de febrero de 2009

Sí hay motivos... para salir corriendo

Javier Arenas, Teófila Martínez y María José García Pelayo

Sí hay motivos… pero para salir corriendo, y no precisamente para participar en la manifestación convocada por el PP del día 15 en Málaga.
Hace tiempo que el Partido Popular se había olvidado de las excursiones dominicales por las calles de las ciudades españolas después de salir de misa. No hace tanto tiempo cualquier excusa era buena para hacer demostraciones de fuerza. La negociación con ETA, o la presunta negociación con ETA llevó a la calle, un fin de semana y otro también, a los incondicionales de Rajoy entre las mayores descalificaciones que se puedan hacer a quienes intentaban acabar con el terrorismo. Quién no recuerda lindezas del tenor: “El PSOE escupe al PP en la cara de las víctimas.”
Ahora, el tripleperdedor, Javier Arenas, vuelve a convocar a los andaluces a una nueva manifestación, en esta ocasión en Málaga, en defensa del empleo. Arenas quiere que caminemos a su lado. ¿Para qué? ¿Pretende insultar ahora a la inteligencia de los andaluces?
Los andaluces sí recordamos las medidas del decretazo de 2002. Esa fue la respuesta que dio el PP a la defensa del empleo.
Aznar pretendió devolver a los trabajadores al pilón del pueblo, a esperar que el manijero llegara a contratar a quien quisiese. Lo pretendía conseguir mediante el compromiso que tenían que firmar los parados de buscar trabajo activamente y aceptar cualquier empleo que se considerase adecuado.
El decretazo consideraba incompatible el subsidio de desempleo con cualquier indemnización que superara el mínimo por extinción de los contratos.
Además, el decretazo eliminaba de la percepción del subsidio por desempleo a los fijos discontinuos.
El Partido Popular dejaba sin cobertura a los trabajadores que eran despedidos, aunque el juzgado le diera la razón más adelante, ya que su decretazo eliminaba los salarios de tramitación.
¿Y, en el campo? Su decretazo pretendía eliminar de forma progresiva el subsidio agrario eliminando de la percepción a quienes lo solicitaran por primera vez, o no lo hubieran solicitado en tres años.
Hay motivos y razones, no sé si ochocientas mil, pero sí las suficientes como para no estar al lado del tripleperdedor el día 15 en Málaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario