lunes, 30 de marzo de 2009

Un laberinto muy caro


La primera y única vez que estuve en Onda Jerez me pareció un laberinto intrincado y desconcertante. Fue hace unos meses. Acudí para cerrar una transacción comercial con un amigo; vamos, a pagarle un material que le había comprado, y que no hace al caso. Recuerdo que era una tarde desagradable en la que tuve que acelerar el paso porque el cielo por San Miguel amenazaba lluvia. Cuando llegué, y tras pasar el pertinente control de un guardia de seguridad, cogí un ascensor que me dejó frente a una sala más o menos amplia, construida con la típica tabiquería de oficina de hace veinte años. Allí, una joven, sola, en postura nada ergonómica, tenía la cabeza metida en la pantalla del ordenador mientras tecleaba sin pestañear. Ni siquiera se dio cuenta de mi presencia.
Mi amigo tardó todavía unos minutos en llegar. Se tomó su tiempo, pero al final apareció por un pasillo. Me saludó y saludó a la joven que, prácticamente sin alzar la vista, levantó la mano en un gesto que no supe identificar si era un saludo o más bien un “iros de aquí”.
Por el pasillo, mientras miraba unas puertas cortafuego pintadas de azul, le comenté a mi amigo: “¡oye! Yo pensaba que aquí erais más”.
- Aquí por las tardes sólo vienen los curritos. Algunos curritos -, me contestó, y seguimos caminando hasta llegar a un cuarto cerrado con llave que parecía más el cuerpo de guardia de un viejo cuartel que un despacho de un medio de comunicación. Tras cerrar la puerta, este hombre empezó a “relatar”; y digo “relatar” porque no paró de hablar sobre lo mal que estaban en la televisión municipal; la falta de personal que padecían y sobre el hecho de que por allí no apareciese directivo alguno por las tardes.
- Ya será menos -, dije.
- ¡Qué no? Ven y verás-.
Le pagué los filtros para la cámara y me acompañó de vuelta al ascensor. - ¿Ves esas puertas cerradas? Pues esos son los despachos de dirección. Vente “pa” bajo si tienes tiempo-. Bajamos a la primera planta, que es la zona de administración. Nos recibió una sala de espera en penumbra y un pasillo que calculo paralelo al del piso superior.
- Mira, ven. Este es el despacho del “Royal”-. Frente a nosotros había unas puertas de cristal, como las de una tienda, cerradas con un candado al pie de esos que usan los comerciantes. Tras los cristales, varias mesas y varias puertas de distintos despachos. Me recordó una galería comercial en horario de cierre.
- ¡Ves!, pues siempre es así. ¿Quieres que te enseñe más?-. Le dije la verdad: “no”, aunque me hubiera gustado ver más cosas porque me gusta el mundo de la imagen, pero me tenía la cabeza como un bombo hablando de lo mal que les iban las cosas, de lo que no le pagaban y de que allí no hubiera responsable alguno por las tardes. Cometí el error entonces de preguntarle por los proyectos que se anunciaban a bombo y platillo, y prosiguió con su diatriba casi revolucionaria, pero esta vez a las puertas de la calle mientras me fumaba un cigarro, y pensaba, - por lo menos tú no trabajas mañana, tarde y noche-.
- Si quieres, te vienes mañana y verás como todo está igual-, me dijo antes de despedirnos.
Como es natural, no fui al día siguiente. Cuando me marché, no sé si influenciado por la perorata catastrofista de mi amigo, la visita me dejó una sensación de abandono, como la que se tiene al entrar en un edificio de oficinas donde sólo hay algún que otro empleado haciendo horas extras. Hoy he vuelto a tener esa sensación tras escuchar hablar del déficit de la televisión municipal y de la T.D.T. - que vendrá bien al ayuntamiento, porque desde que tengo el aparatito en casa no la veo, antes tampoco-.
Dicen que a veces la primera impresión es la que cuenta, y a mí la televisión municipal me pareció un laberinto extraño, vacío… y muy caro, del que al PSOE le va a ser muy complicado salir.

jueves, 26 de marzo de 2009

Cada día siento más vergüenza

El teniente general del Ejército del Aire José Antonio Beltrán, encargado de devolver a casa a las víctimas del Yak-42 por orden del entonces ministro de Defensa Federico Trillo, admitió ayer ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga el caso que firmó el acta de repatriación de los cadáveres pese a saber que había 30 «sin nombre». Lo hizo, añadió, engañado por el principal acusado, el general médico Vicente Navarro, que le dijo que «todos» los cuerpos habían sido reconocidos por el «equipo español», y que por eso accedió a rubricar el transporte, pero fueron los propios forenses turcos los que le alertaron de que eso era falso.
Ahora además sabemos que a los familiares "los trataron como a perros."

Pretorianos sin seso


No nos merecemos una policía así. En estos tiempos que corren muy pocos en Jerez pueden entender que una veintena de agentes, muy bien pagados, se disfracen de payasos para exigir aumentos, al margen del Convenio del Ayuntamiento, por el simple hecho de que pueden hacerlo.
Pueden tomar nota quienes hoy se han vestido de romanos del hartazgo de la población por las reiteradas huelgas de los conductores de los autobuses urbanos, que con sus últimas movilizaciones estuvieron a un punto de ponerse a la opinión pública en contra por primera vez en muchos años. Sin ese apoyo los huelguistas no van a ningún lado. Los agentes de la Policía Local lo tienen aún peor porque los guardias urbanos de toda la vida nunca han contado con el favor de la gente. Claro, que eso a ellos no les importa. Encontraron en la chulería corporativista una fórmula para medrar. No les hablen de solidaridad, de lo mal que están las arcas municipales, ni los jerezanos. No les importa. Si quienes les gobiernan no saben solucionar los problemas económicos, ¡que se vayan!
Ciertamente a mí tampoco me importa que se manifiesten todo lo que quieran, o que hagan huelga de multas caídas, o simplemente huelga. La policía está para solucionar problemas, no para causarlos. Llevan años exprimiendo el miedo al conflicto y con ello el erario público.
Hoy se han mostrado como realmente son: una chirigota carnavalesca a la que luego habrá que llamar “autoridad”, aunque cada día estén más cerca de los mercenarios romanos, eso sí, como en la foto, sin cabeza.

miércoles, 25 de marzo de 2009

El pleno cumplió el guión

Era de esperar. Primó también en Jerez la estética y los gestos de cara a la galería. El pleno de hermanos mayores decidió una serie de medidas para que la jerarquía eclesial no les eche en cara la falta de compromiso con la campaña en contra del aborto, - que en esta vida hay que saber nadar y guardar la ropa…-
Dicen que la del Vaticano es la primera diplomacia, cosa que dudo. Sí que es la primera maquinaria concebida con el único objetivo de perdurar. De estas fuentes han bebido nuestras cofradías, que maniobran con habilidad para salva escollos y navegar siempre viento en popa.
Una vez cubierto el expediente con la edición de estampitas, o la inclusión de lemas contra el aborto en los comunicados y escritos, la única novedad que planteó el pleno de hermanos mayores en relación con otras ciudades fue la creación de un fondo para ayudar a los futuros padres para que decidan no abortar. Novedad que en realidad es sólo un recurso al viejo tópico del aborto como consecuencia de los problemas económicos, cuando la realidad demuestra que el aborto responde a una decisión personal sobre cuándo ser, o no, madre. "Cofrades, no habéis entendido nada".

lunes, 23 de marzo de 2009

Un título más que acertado


Jerez sigue siendo pequeño y en los círculos concéntricos nos encontramos todos. Me he encontrado un amigo que me ha dado esta dirección: http://masquepalabras2009.blogspot.com/ Empezaba a pensar si los chicos de la segunda candidatura – por orden de entrada ante la mesa electoral - iban a tener tiempo de darse a conocer e informar sobre sus propuestas. Parece que sí. Creo que hasta tienen una página web, aunque desconozco la dirección. Por cierto, el nombre del blog, más que acertado. Suerte.

domingo, 22 de marzo de 2009

Se me olvidó la estética...

Al final no ha sido para tanto. Un lacito blanco a lo sumo e incluso ni eso. En Sevilla las cofradías se conforman con una campaña informativas contra el aborto. Me equivoqué sobre la trascendencia de las amenazas porque no valoré la importancia de la estética en el mundo cofrade, incapaz incluso de colocar un simple lazo sobre las túnicas de los penitentes.
Hay un chascarrillo malintencionado que asegura que una cosa son las hermandades y otra la religión. Es una exageración sobre el excesivo culto por las formas que tienen los cofrades… Bueno, tanto mejor.
Mañana veremos qué decide la Unión de Hermandades en Jerez.

viernes, 20 de marzo de 2009

No hay mal que por bien no venga

No hay mal que por bien no venga. Las cofradías se plantean acciones ante la reforma del aborto, posicionándose al lado de los obispos, a los que por cierto, si no me equivoco, deben obediencia.
“¡Las cofradías hacen política!”, escucho decir a algún contertulio en la radio. “¿Por qué protestan ahora y no durante el gobierno del PP que mantuvo la Ley?
Porque las cofradías siempre han hecho política. En Sevilla el Consejo General de Hermandades y Cofradías se plantea llevar a cabo medidas contundentes, a las que habrá que tener en cuenta, ya que podrán extenderse a diócesis cercanas como la de Asidonia – Jerez. No es de extrañar que las hermandades sevillanas provoquen un conflicto. Hay que recordar la historia. A la Hermandad de La Estrella de Sevilla la llaman “La Valiente”, porque fue la única cofradía que procesionó en 1932. El ambiente era muy conflictivo como para sacar los pasos a la calle. En 1933 no salió cofradía alguna por las calles de Sevilla, - la excusa fue la misma-. Pero en 1934, con el cambio de gobierno y la entrada de la derecha, al menos trece hermandades hicieron su recorrido. En las calles nada había cambiado, sólo el gobierno gracias a la abstención en las elecciones de los anarquistas y el voto femenino dirigido por la Iglesia, según las afirmaciones de la mayor parte de la mayor parte de los historiadores. La realidad es que las hermandades y cofradías de Sevilla decidieron hacer profesión de su apoyo a la derecha política y castigar al gobierno de izquierdas.
Cuando hoy nos encontramos ante una campaña contra el Gobierno orquestada desde distintos ámbitos religiosos, no debemos extrañarnos de la posturas que adopten las cofradías. Hay que asumirlas como algo natural, pero hay que tomar nota de ello y ser coherentes con la política y el modelo de sociedad que se quiere, al menos para Jerez. Nunca he entendido la presencia de las autoridades civiles en los actos religiosos y menos aún que un político acuda a hacer una “levantá”. No entiendo los ingentes dineros que se han gastado en Jerez en construcción de casas de hermandad; en busca del voto perdido, una fea costumbre que parece ser ha rescatado el gobierno socialista. No hay mal que por bien no venga, al menos eso deberían pensar los regidores socialistas en Madrid, ya que no hace falta azuzar a ningún Papa Clemente en momentos de crisis; la Conferencia Episcopal Española se basta y se sobra por sí sola.
No hay mal que por bien no venga, y creo que digo bien, porque este acoso al PSOE debería hacerle reflexionar sobre si no es hora ya empezar a tratar a la Iglesia acorde con sus justas medidas. Con tiempo, sin prisas, habría que ir revisando el Concordato con la Santa Sede, no sea que al final estemos entre todos financiando con dinero público las piedras que nos caen sobre el propio tejado.
Menos miedo a las cofradías y a su influencia política porque los gaditanos somos muy nuestros, y como dijo ayer González Cabaña, “los gaditanos nacemos donde nos da la gana”, a lo que se podría añadir: “y votamos lo que nos sale del / los / coño / cojones”. Incluso aunque pertenezcamos a una cofradía.

jueves, 19 de marzo de 2009

Paralelismos absolutamente forzados que se me han ocurrido el 19 de marzo


Hoy, que nos hemos despertado con el presidente del Xerez detenido y el regalo de los niños recién levantados, me da por pensar en la mala suerte que ha tenido el equipo. Basta con hacer una cuenta atrás con la nómina de los últimos presidentes: Joaquín Bilbao, ya ex presidente, Joaquín Morales, José María Gil Silgado o Luis Oliver. Pero me voy a detener en uno que no lo fue, Manuel Domínguez. El que no hizo el hipódromo, como no hizo tantas cosas, entre ellas comprar las acciones del Xerez. Me centro en este no presidente porque encuentro cierto paralelismo con otras presidencias que andan, si no vacantes, ocupadas en interinidad.
Contaban en su día de Domínguez, probablemente sea una leyenda urbana, que se hizo famoso a principio de los 80 por conceder entrevistas sobre sus futuras inversiones junto a yates que no eran de su propiedad, cosa que él no afirmaba ni negaba, simplemente posaba. Lo que no era un delito.
Cosas que no son delito
No es delito hacerse una foto junto a un precioso barco, como no es un delito colarse en la asamblea general de una asociación a la que uno no ha sido invitado. Tampoco es delito hacerse fotos en esa asamblea y colgarlas en un blog. Ni siquiera contar las numerosas propuestas aprobadas, que evidentemente no se han podido presentar. Tampoco es delito incluir en una candidatura a una persona que no se puede presentar, lo más que puede ocurrir es que te la impugnen.
Cuál es el paralelismo entre el Xerez y las elecciones del 13 de abril. Ninguno, a excepción del desmedido apetito por ocupar la poltrona que tienen algunos, que es inexplicable.

martes, 17 de marzo de 2009

Una ocurrencia ante tanta crítica moralista

A propósito del aluvión de críticas moralistas que se suceden estos días, puede que por efecto de la Cuaresma, - otro día hablaré de los linces – me gustaría decir que quienes más insisten en dictar normas para seguir el “camino recto”, tanto más se alejan de él.
Habría que citar el Génesis para hallar el origen tanto del pecado como de la moral. El árbol de la ciencia del bien y del mal nos lo han interpretado siempre como el acceso al conocimiento por parte del hombre; una interpretación interesada, como todas. Lo que adquiere realmente el hombre no es conocimiento; adquiere la ciencia del bien y del mal. ¿Cuál es la ciencia que tiene por objeto el bien y el mal en el comportamiento humano? La moral. Por tanto, profundizar en la moral es volver y recrearse en el agravio al ser superior. Para regresar al paraíso sólo hay que recorrer el camino contrario. Eliminar de nuestra intimidad el sentido de pecado, de culpa, la angustia... Si no es la vuelta al paraíso, al menos nos hará mucho más felices. ¿Cuáles son los límites? Los que imponen la relación con los demás y el derecho.
Pienso que hay que sufrir mucho para escribir una soflama moralista.
Es sólo una ocurrencia, aunque también moralista... No se puede hablar de la paja en el ojo ajeno.

lunes, 16 de marzo de 2009

Una cosa es el deseo...

“Seré está muy lejos de soy”, frase que acuñó D. H. Lauwrence, aunque bien pudo hacerlo cualquier otro porque su profundidad es mínima. Seré está muy lejos de soy, lo mismo que el deseo de la realidad.
Cuentan que una vez un niño, al que sus compañeros tenían en muy poca estima, comentó en el colegio que detrás de su casa se había instalado un circo. A la salida del colegio fueron muchos los compañeros que acompañaron al niño a casa para verlo. Por el camino el chico deseó con todas sus fuerzas que el circo estuviese tras el patio de su casa…
Con desear que las cosas vayan bien no es suficiente. Hay que empezar por reconocer que un ayuntamiento, cualquiera, es incapaz de solucionar el problema del paro.
Diez o doce personas en cada uno de los actos que convoca el gobierno municipal deberían hacer pensar que a nadie interesan las campañas de propaganda con las que espera que el público acuda en masa, sólo por el deseo de que eso sea así. El deseo desprovisto de certidumbres y de acción es sólo eso, deseo.
Si los ciudadanos no acuden es porque estarán preocupados por otras cosas… y no hace falta ser un lince…

No os preocupéis por lo que ponéis en Facebook


Nadie se va a preocupar de indagar en vuestro perfil y en vuestro muro a la hora para llevar a cabo una selección de personal, porque en este país ésta sigue siendo la mejo manera de encontrar trabajo… Al tiempo.

martes, 10 de marzo de 2009

¿Cuándo son las elecciones?

Ayer se aprobó el calendario para las elecciones a la presidencia de la Asociación de la Prensa de Jerez. Lo sé porque viene en el blog del candidato a “candidar” a la presidencia, que ya ha iniciado la campaña hablando del futuro, aunque no pide el voto. Por lo visto las elecciones son el 13 de abril, pero de eso no me he podido enterar, al menos en el blog de la Asociación de la Prensa, que él mismo escribe, y que habla del pasado; de los periódicos del siglo XIX. No querrá que se enteren los profesionales de Jerez de los plazos para la presentación de candidaturas, no sea que , como afirman algunos anónimos, se presente una segunda candidatura… A veces la democracia es muy cruel con quienes la quieren bordear .

¿Un motín?

No había pasado nunca; de hecho no ha pasado. ¿Un motín?
Todos los trabajadores tienen derecho a afiliarse a un sindicato, ya trabajen en una empresa privada o para la administración; así lo establece la Ley de Libertad Sindical, con mínimas excepciones. También tienen derecho a fundar un sindicato. Eso es lo que pretende la Agrupación de Técnicos Municipales de Jerez. Un grupo de personas que no se siente representado por los sindicatos de clase. Ese derecho se puede aderezar después con toda la apariencia de victimismo que se quiera, en una dehesa sin vallar donde se mezclan las churras con las merinas. - Es una forma de hablar, no pretendo insultar a nadie-.
Este embrión de sindicato no tiene ideología política, no puede tenerla, porque mezcla a toda clase de descontentos. Unos porque temen por sus puestos al haber estado vinculados con el “pachequismo”, otros porque nunca hicieron méritos para asumir los puestos que alcanzaron, y algunos – con toda la razón del mundo-, porque después de haber montado todo el andamiaje de la arquitectura del Jerez rural, ahora se ven relegado a meros observadores del derrumbe del edificio.
Estos técnicos, al parecer, no saben lo que quieren sus actuales responsables políticos, deben añorar a los Benito Rodríguez, Romero Gandolfo, Taboada o Luis Silva de antaño.
Dejan claro estos técnicos que no están de acuerdo con la nueva estructura de mando, con la congelación salarial y con el “estrambótico” Convenio Colectivo. Con una nueva estructura de mando que reduce una administración preñada de cargos que no hacen nada. Con una congelación salarial incluida en la cláusula adicional primera del Convenio del Ayuntamiento, que textualmente dice así:
“ Durante la vigencia del Convenio, se fija el límite de 45.000 euros anuales de retribuciones brutas, - sin contar antigüedad, plus de pantalla, ayudas sociales, ni horas extraordinarias - , como tope para devengar servicios extraordinarios, el incremento de pluses de Convenio y la retroactividad en los conceptos económicos de este convenio en 2008. No obstante, el tope de 45.000 euros se irá incrementado conforme al crecimiento del IPC.”
Dicen estar en contra del “estrambótico” Convenio. En contra de qué artículo. Del 26.3, sobre “adscripción provisional”, que permite obtener la categoría superior a quienes no la tienen por el hecho de desempeñar un puesto superior durante seis meses.
De todas formas, nunca hizo falta aplicar ese artículo para elevar y situar a alguien en los puestos de dirección, generando una pirámide invertida en el organigrama municipal. Pagos por servicios prestados a gentes poco competentes que luego de dejar el puesto han mantenido la categoría y, por supuesto, los pluses de productividad. Eso, lo tenemos que pagar todos los jerezanos.
Todo el mundo tiene derecho a defender sus intereses, a sindicarse libremente y a crear los sindicatos que quiera, pero por favor, no se escuden en actuaciones extrañas para lanzarlo.No hay motín, hay miedo a perder los privilegios que alguien les regaló. Cargos directivos ocupados por administrativos o por comerciales que perduran como recuerdos de otras épocas, o quizá no, porque con el PSOE esta práctica no se ha solucionado.

viernes, 6 de marzo de 2009

Qué mal llevo los viernes


Todas las decisiones que he tomado en mi vida han tenido siempre un efecto, hasta la más mínima. Lo digo porque no sé muy bien qué quería cuando inicié este blog. Callo más de lo que escribo, cuando pretendía lo contrario.
Como digo, albergo la duda de por dónde tirar. No es que crea en el efecto mariposa, o en interconexiones extrañas, pero cualquier nimiedad del pasado ha tenido en mi vida su repercusión más adelante… Una nueva relación, un curso para engordar el currículum, un favor realizado, otro pedido… al cabo de los años me han ido sumando o restando aliento.
Echo la vista atrás y veo cómo he construido mi existencia; como la hormiga de la fábula, poco a poco, trabajando a todas horas, recogiendo las pequeñas cosas que te da la vida y acumulándolas; anticipándome a cualquier problema que pudiera acontecer para tener prevista su solución, preocupándome siempre por el futuro. Al cabo de los años, como la hormiga, lo he conseguido. Vivo bajo tierra, rodeado de restos y con ansiedad generalizada. Menos mal que me queda casi media vida para derrocharla.
Qué mal llevo los viernes.

Blues for myself

jueves, 5 de marzo de 2009

A mí también me encantan los círculos


Leí hace poco, no recuerdo a quien, que le gustaban los círculos. A mí también me encantan los círculos. Hay círculos concéntricos, círculos de confianza, círculos viciosos, círculos de amistades, círculos católicos, círculos de lectores, está el Círculo Polar, los círculos culturales y recreativos… Llevo muy poco tiempo en el mundo de la Red, pero me he dado cuenta de que la comunidad, al igual que el mundo no virtual, se organiza en círculos; aunque con la diferencia de que no son círculos cerrados, sino amplios espacios donde entrar, salir y compartir con un solo clic.
Como en el mundo “real” las esferas no son tan asequibles, - hablo de esferas como, por ejemplo, las del poder -, hay que buscar algún clic que las abran. Uno es el dinero, que, en palabras de la escritora Ángela Vallvey, “es un enojoso asunto que logra consensos y filiaciones, no por pasajeras menos convenientes”. Cuando no se tiene el dinero hay que buscar otros, como puede ser la popularidad o relumbre que proporciona algún sitial social, por muy depauperado que éste esté. A qué viene todo esto, pues a que eso debe pensar un postulante a candidato a la presidencia de los plumillas de Jerez, que ha conseguido consensos y filiaciones, “contra natura”, según se comenta en pequeños círculos de noctámbulos impenitentes, para forzar unas elecciones anticipadas que eviten la concurrencia de otras candidaturas.
Al parecer, las posturas irreconciliables se reconciliaron entre sorbo y sorbo, mientras las voluntades dejaban círculos con sus copas en la mesa de un bar. Círculos, que también se llaman cercos, cuando hablamos de manchas, que por mor de la sinonimia también significan asedio; sólo que, quizá por los vapores del alcohol, las nieblas de la ignorancia, o el embeleso que provoca el postulante entre quines le han acogido en su seno, éstos no ven a qué están poniendo sitio.
Hay una fábula de Samaniego que cuenta la historia de un labrador que acogió en su pecho a una serpiente a la que encontró en el campo aterida de frío…

martes, 3 de marzo de 2009

Vamos camino de la exclusión social

Es una sangría, un suma y sigue que de momento parece no tener fin. Los últimos datos del paro, con 725 desempleados más en Jerez , 3.253 en la provincia y 29.242 en toda Andalucía son una monstruosidad a la que hay que poner fin, y sólo se le puede poner fin poniendo rostro a cada uno de los desempleados.
Los sindicatos han salido hoy a la calle en Cádiz para seguir reivindicando el derecho al trabajo, a las prestaciones sociales y su ampliación, porque los trabajadores ni deben pagar la crisis ni pasar del desempleo a la exclusión social.
Los sindicatos salen a la calle exigiendo trabajo y prestaciones, pero también para canalizar la rabia y la desesperación de quienes ven que su vida se paraliza en espera de tiempos de bonanza. Pero ante este ritmo de destrucción de empleo habría que preguntarse cuánto tiempo va a aguantar la calle. Hay expertos que aseguran que la crisis no tocará fondo hasta final de año, que la destrucción de empleo seguirá al mismo ritmo hasta 2010, eso supondría otros 7.000 parados en Jerez; algo inasumible.
Además de la ampliación de la protección por desempleo, de las ayudas a las Pymes, de los fondos de garantía bancarios y de las obras públicas, el Gobierno debería empezar a pensar en establecer medidas de ayuda a las familias, ya que vuelven a ser las familias las que amortiguan los impactos de la crisis, con el agravante de que sus economías están muy resentidas por el apoyo continuo que han tenido que prestar a los hijos mileuristas para afrontar las hipotecas.
Es momento de estudiar si es aplicable una rebaja impositiva para los asalariados. Es momento de buscar fórmulas para que las energías sean más baratas para los españoles, y tomar medidas para que los productos de primera necesidad no se encarezcan hasta un 1.000% en las góndolas de los hipermercados.

Malos tiempos para la igualdad

Vuelve el 8 de marzo, fecha en la que se celebra el Día de la Mujer, antaño mujer trabajadora, y que servirá, como cada año, para plantear las mismas reivindicaciones. Habrá condenas sobre la violencia machista, los salvajes asesinatos de mujeres a manos de sus parejas, y escucharemos al final una frase esperanzadora, - porque los políticos y las políticas trabajan para que todo cambie-.
La verdad es que la sociedad cambia a un ritmo vertiginoso… sin ir más lejos, sólo hay que ver los contenidos machistas que circulan por la Red al amparo del anonimato. Esa es la sociedad que tenemos. Así se expresa gente inteligente, gente joven que sabe manejar las nuevas tecnologías. La red se ha convertido en el principal medio para difundir contenidos machistas escapando de los medios habituales controlados por la sociedad.
Ahora que se acerca el 8 de marzo habría que recordar que los avances en igualdad, al igual que cualquier otro avance social son conquistas que hay que defender, porque se pierden. Nadie puede dar por hecho que una conquista social es un dogma de fe, inamovible, y menos en época de crisis.
Corren malos tiempos para la igualdad, en los que las listas del paro se ceban con mujeres y las ideas machistas campan por sus respetos. Así, dentro de veinte años, el ayuntamiento tenrá que reeditar el cartel para convocar a las jóvenes de hoy.

lunes, 2 de marzo de 2009

La mitad ignorada de la sociedad vasca tiene ahora el poder

No puedo hacer un comentario sobre la realidad del País Vasco porque la desconozco. Habría que vivir allí, día a día, para entender lo que ocurre. Imagino - que es mucho imaginar - que ser socialista o popular en cualquier zona que no sea una gran ciudad debe ser como vivir en un barrio marginal, donde nadie te molesta salvo que saques los pies del plato. No sé si la comparación es posible. Cuando vives en un barrio azotado por la droga no estás instalado en un temor continuo. Ves a los yonquis y a los camellos. Los conoces y te conocen, saben que eres del barrio, - al menos después de haberte abierto el coche tres veces en menos de un año-.
El problema es que no te das cuenta de la seguridad, tranquilidad y libertad que te roban hasta que no te cambias de barrio. Ellos son los amos, con una chulería incalificable, y te dejan vivir siempre que mires para otro lado. Lo que no me puedo imaginar es a esa gente en el gobierno de un ayuntamiento o, legislando en un parlamento autonómico.
El PNV ha perdido votos, quizá por jugar con la ambigüedad, moviéndose con su idea soberanista muy cerca de los radicales, sin tener en cuenta el hartazgo de tantos años de violencia, y sin tener en cuenta a tantos y tantos vascos que hoy han de residir fuera, dispersos por la geografía española, a los que parece que los nacionalistas ya no representan.
Ya sé que la realidad de cada comunidad o de cada país es muy compleja y de difícil solución, y que no tengo datos para opinar, pero desde mi ignorancia me alegro mucho del resultado de las elecciones vascas porque, sea quien sea quien forme el gobierno, la mitad de la sociedad vasca no va a poder gobernar contra la otra mitad, una mitad que ha permanecido hasta ahora ignorada y que ahora tiene el poder.

Intereconomía, la tele azul

Tengo serias dudas sobre cuales son las verdaderas siglas de la televisión digital terrestre, si TDT o TNT No me queda claro después de ver durante los últimos meses las emisiones de la cadena del toro azul. – Lo del toro no sé qué significa, el color está claro -. Una cadena que , so pretexto de abordar temas históricos, trae a la pantalla viejos fascistas a los que trata con complacencia; ex ministros de Franco o, líderes de la ultraderecha que ocupan minutos y minutos dando su versión sobre el pasado reciente de España, que la cadena insiste en asegurar que es historia, historia viva de España. Estos personajes explican sus actuaciones durante la dictadura de la manea más natural. La cadena parece estar hecha para viejos nostálgicos, pero parece muy dudoso que alguien haya invertido para buscar audiencia entre los octogenarios...

domingo, 1 de marzo de 2009

Reflexiones sobre el Día de Andalucía

Iba a hacer una pequeña crítica por la ausencia de actos que conmemorasen el Día de Andalucía en Jerez. Iba a hacer referencia a la asociación Pindel de Pincijerez, que organizó una fiesta, a la que pertenece la foto, tipo verbena popular, que además sirvió para que las asociaciones de enfermedades raras recogiera firmas para pedir que se destine dinero a investigación y no se les deje de lado por no ser rentables estos enfermos para las empresas farmacéuticas. Por cierto, los organizadores agotaron los pliegos de firmas.
Bien, como iba diciendo, iba a hacer una pequeña crítica al desinterés de las administraciones y de los partidos políticos por celebrar el 28 F, pero mira tú por donde, me he encontrado con algún que otro blog con la típica crítica derrotista a los logros obtenidos en estos últimos casi treinta años. Me parece muy bien cualquier crítica. Probablemente lo conseguido es poco, pero he escuchado tantas veces lo de, “para este viaje…”
Hay quien dice que qué pensaría Blas Infante si levantara la cabeza de la situación del Servicio Andaluz de Salud. Supongo que no diría nada, porque la protección sanitaria generalizada no la llegó a conocer Blas Infante; ni mejor ni peor. Lo que sí conoció fue la miserable situación de los trabajadores del campo. Cuando Blas Infante cumplió veinte años todavía había reos en prisión por el proceso de la Mano Negra.
Pero no hay que remontarse tanto. Recuerdo perfectamente la Andalucía de hace treinta años. De esa Andalucía del crimen de Los Galindos se pasó a la de la Expo del 92. Cierto que sin vertebrar y con grandes diferencias por comarcas.
Para este viaje… Recuerdo la Andalucía de hace treinta años, con esos chaveas con el pelo a lo Maradona, con pantalones vaqueros y camisas con el cuello de pico, compartiendo un cigarro o un porro y mirándose los unos a los otros sin nada más que hacer.
Claro que recuerdo los tres millones de parados en España, cuando las colas del paro daban vueltas a manzanas enteras, y la inflación se situaba entorno al 20%. Recuerdo mis primeros viajes a Valencia y a Alicante, y cómo me quedé impresionado al ver la cantidad de coches que había, y lo que más me llamó la atención, ¡chavales jóvenes con coches nuevos! Sí, seguimos a la cola de las regiones europeas y españolas, pero la distancia que nos separa es mucho menor. Cuando sales de Andalucía ya no das un salto al futuro.
De qué nos ha servido la autonomía… Hoy que los ayuntamientos se disputan la instalación de la industria aeronáutica en sus territorios habría que recordar que Construcciones Aeronáuticas tenía sus fábricas en Sevilla y Cádiz. Probablemente si hubiéramos tenido un gobierno propio a finales de los 70, los ingenieros andaluces no habrían tenido que marcharse a Madrid.
Cuando se echa la vista atrás hay que echarla de verdad. Seguimos a la cola de las regiones españolas, pero no tanto. Tenemos paro en Jerez, en la zona rural, donde los servicios son menores y de peor calidad que en la ciudad. Pero nada se dice de los que crearon el problema. Franco, para mantener una España autárquica, necesitó crear las pedanías. Ubicar gente en el campo para aumentar la producción. Andalucía, que tenía en 1935 prácticamente el mismo PIB que Cataluña, fue contemplada poco menos que como una región agraria, y cuando la autarquía no aguantó más, llegó el ministro Ullastres y el Plan Nacional de Estabilización Económica, que provocó un enorme paro y emigración. Llegó el capitalismo sin redistribución de la riqueza, y el Gobierno mantuvo esas desigualdades entre las regiones porque necesitaba invertir en las zonas industriales para que hicieran de locomotoras de la economía española, llegando los niveles de renta de Cataluña o País Vasco y Levante a triplicar las rentas de otras comunidades españolas.
Llegamos mal, muy mal a finales de los 70, con un único sector en alza, el turismo, y nos queda mucho camino por recorrer, pero esa Andalucía rural que vio el inicio de la democracia se parecía más a la que viera Blas Infante, que a la actual.