jueves, 26 de marzo de 2009

Pretorianos sin seso


No nos merecemos una policía así. En estos tiempos que corren muy pocos en Jerez pueden entender que una veintena de agentes, muy bien pagados, se disfracen de payasos para exigir aumentos, al margen del Convenio del Ayuntamiento, por el simple hecho de que pueden hacerlo.
Pueden tomar nota quienes hoy se han vestido de romanos del hartazgo de la población por las reiteradas huelgas de los conductores de los autobuses urbanos, que con sus últimas movilizaciones estuvieron a un punto de ponerse a la opinión pública en contra por primera vez en muchos años. Sin ese apoyo los huelguistas no van a ningún lado. Los agentes de la Policía Local lo tienen aún peor porque los guardias urbanos de toda la vida nunca han contado con el favor de la gente. Claro, que eso a ellos no les importa. Encontraron en la chulería corporativista una fórmula para medrar. No les hablen de solidaridad, de lo mal que están las arcas municipales, ni los jerezanos. No les importa. Si quienes les gobiernan no saben solucionar los problemas económicos, ¡que se vayan!
Ciertamente a mí tampoco me importa que se manifiesten todo lo que quieran, o que hagan huelga de multas caídas, o simplemente huelga. La policía está para solucionar problemas, no para causarlos. Llevan años exprimiendo el miedo al conflicto y con ello el erario público.
Hoy se han mostrado como realmente son: una chirigota carnavalesca a la que luego habrá que llamar “autoridad”, aunque cada día estén más cerca de los mercenarios romanos, eso sí, como en la foto, sin cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario