martes, 14 de abril de 2009

A falta de argumentos...


Pobre, paupérrima es la oposición que realiza el Partido Popular tanto en Madrid, como en Andalucía, pero sobre todo en nuestra comunidad. ¿Habrá fórmulas más eficaces de desgastar al Gobierno que la de faltar a la verdad y asegurar que Griñán no tiene legitimidad para ser presidente? Estamos en plena crisis, con los informativos derramando desastres económicos en cascada… luego no tiene que ser tan difícil hacer sangre; empero, el presidente del Partido Popular Andaluz, Javier Arenas, se empeña en pedir el adelanto de las elecciones. Él, que sí tiene legitimidad para dirigir los destinos de Andalucía después de haber perdido elección tras elección. Querrá elecciones anticipadas no sea que la situación mejore, que mejorará. Temblando debe estar Arenas después de que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijera hoy martes que las últimas cifras del sector inmobiliario y del consumo sugieren que podría estar aliviándose la rápida contracción de la economía, al menos, en EE.UU. Arenas habla hoy de cambios y de que en Andalucía no habrá renovación hasta que no se consulte a las urnas.
La renovación, para que haya cambios en Andalucía debe comenzar por el Partido Popular. ¿No sería sano que el debate de la sucesión se abriera de una vez en el PP?

No hay comentarios:

Publicar un comentario