viernes, 24 de abril de 2009


Hace años los pueblos de España se caracterizaban porque a su entrada había un bache y un tonto. Tras treinta años de ayuntamientos democráticos los baches, a precio de oro, han desaparecido, pero los tontos no. Aquí, en Jerez, primero con Pacheco, luego con la Pelayo y ahora con la Pili y sus mareas negras se han tapado todos los agujeros – los de la calzada digo -, pero el tonto se ha hecho tan famoso, que hasta tiene página en Internet, y la más grande cantante de Chipiona, ¡Rocío guapa, guapa, guapa!, le dedicó una canción. La foto es alusiva…

1 comentario: