martes, 14 de abril de 2009

Póntelo, pónselo


Fernando Lugo, presidente de Paraguay, antiguo obispo de una de las regiones más pobres del país, San Pedro, ha reconocido que es padre de un niño de casi dos años. Lugo, de 58 años ha decidido asumir “todas las responsabilidades” que se pudieran derivar de tal hecho, reconociendo la paternidad. Lo ha reconocido, sí, pero no antes de que la madre de la criatura, Viviana Carrillo, de 26 años, lo demandara.
La reacción de la Iglesia de Paraguay no se ha hecho esperar. El obispo de la diócesis de Encarnación, en el sur del país, Enrique González, ha declarado que lo que más le duele es que Lugo haya mantenido relaciones íntimas con Viviana Carrillo cuando aún era obispo de San Pedro.
Pues debería dolerle más que la relación comenzara hace diez años, cuando la madre de la criatura era menor de edad, pero sobre eso no dice nada, al menos no lo recogen los medios de comunicación.
Fernando Amindo Lugo tiene hoy un hijo y un problema… porque a la clerecía no le entra en la cabeza que para tener relaciones seguras hay que usar condón.

1 comentario: