sábado, 7 de noviembre de 2009

Gente que habla y gente que escribe


Cuando no hay nada que decir, mejor no decir nada. En este tiempo que he estado sin escribir sí que me he dedicado a leer lo que opinan en otros blogs, y me he podido ratificar en la idea de que la gente que escribe y la que habla son muy diferentes; son dos formas de ver la vida, aunque haya personas que disfrutan hablando y escribiendo.
Lo digo porque me llama la atención la facilidad con la que, en este Jerez, la gente insulta cuando tiene un problema. La altanería, la chulería y la falta de respeto con la que se expresan muchos convecinos; con una actitud que desde luego a lo que menos invita es a dialogar. ¿De dónde sale tanta ira? Políticos aparte, entre los que no ha calado lo de, “talante, talante, talante”, y que a ojos de los ciudadanos comienzan a ser un problema, hay que ver la inquina que se destila por la calle.
Qué diferencia con las críticas que se leen en la mayoría de los blogs – no en todos-, en los que se vierten todo tipo de opiniones y se plasman todo tipo de pensamientos… quizá sea eso, que para escribir hay que pensar.

3 comentarios:

  1. Por eso, cada vez leo más blog de poesía. Si me insultan, que me insulten con clase y en verso :-P :)

    ResponderEliminar
  2. Y gracias por hacerte fans de Un Punto Azul :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Am, ya comprendo tu comentario en mi blog!
    Yo soy de las que piensan que en este Jerez existen muchos "opinadores", todos de boquilla, de tertulia de bar en los desayunos, pero ahí se queda todo.
    He llegado a la edad en la que puedo cerrar un libro, salirme del cine si no me gusta la película o del teatro si la obra me aburre, sin aspavientos.
    si, me gusta escribir, contar historias que me cuentan, que vivo, que me viven...

    ResponderEliminar