viernes, 15 de enero de 2010

Se me olvidó que la realidad es de otra manera


Las últimas fiestas han sido todo un respiro. En este Jerez domeñado por la pobreza y las "partidas" de los candidatos políticos se me olvidó que había muchas cosas más importantes que las luchas intestinas. Se me olvidó qué era hablar por hablar. Se me olvidó lo que era la cultura, tan distinta de la política cultural; se me olvidó qué era el deporte, tan distinto de la política deportiva; se me olvidó qué era la educación, tan diferente de la política educativa; se me olvidó qué eran los vecinos, tan distintos del movimiento vecinal; se me olvidó qué era la política, tan distinta de los políticos... se me habían olvidado porque no recordé que una cosa son los periódicos y otra muy distinta el periodismo.

Salir de Jerez fue como una bocanada de oxígeno.al volver me dije que no era posible que en Jerez no hubiera otras cosas que no sean las que aparecen en los periódicos -lo que no se publica no existe-. Recordé entonces aquél diario de Jerez que sólo llevaba una página sobre el Ayuntamiento o aquella Voz del Sur, que hojeaba en la hemeroteca, donde no había una sola referencia al Consistorio.

Jerez necesita una bocanada de aire puro, porque en Jerez ya no es una realidad el dicho de que ahora la política se hace en los periódicos, sino que los periódicos hacen política, y así es imposible conocer la realidad, ni objetiva, ni homestamente subjetiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario