lunes, 15 de febrero de 2010

Que le den el dinero y que se vaya


Luis Rebelles, el “empresario – trabajador” que se ha llevado documentos originales con nombres y apellidos de los miembros la Asociación de la Prensa de Jerez, ha sido suspendido o, será suspendido de forma cautelar como socio. No podía ser menos. Rebelles, como miembro (secretario) de la junta directiva de la APJ reclamó para sí una ayuda a cambio de su trabajo como secretario y por abrir un par de días a la semana la sede. En fin, que el empresario debió “autocontratarse” de palabra hablando consigo mismo como miembro de la junta directiva y como “trabajador”, y decidió que lo que era una ayuda se había convertido en una prestación de servicios sin contrato, es decir, en precario; eso sí, firmándose él mismo los talones.
Así estuvo este buen hombre desempeñando sus funciones bajo la presidencia de Gabriel Álvarez. Posteriormente, Eva Nicasio intentó reconducir la situación, pero no fue posible porque ya entonces el amigo Luis amenazaba con llevar su “despido” a magistratura.
Cuando el fatuo Pepe Contreras decidió dar un golpe de mano en la presidencia de la Asociación de la Prensa e impedir que Eva Nicasio acabara con normalidad su mandato, el amigo Luis, seguro de la victoria, se apuntó a la candidatura ganadora. Luego resultó que con un 85% de participación, Pepa Pacheco consiguió el 60% de los votos, una victoria incontestable difícil de digerir para el petulante Contreras, amigo de teorías conspirativas, manos negras, etc.
Pepa Pacheco tomo posesión del cargo el pasado 4 de mayo y el día 5 comunicó a Luis Rebelles que la Asociación, que prácticamente carece de recursos, no podía continuar dándole dinero alguno, así que ha plantado la demanda y, ni corto ni perezoso, se ha llevado el CIF de la asociación y las actas originales de las últimas asambleas, incluida aquella en la que Pepa Pacheco toma posesión como presidenta, lo cual ha impedido la tramitación de numerosas iniciativas que han podido reportar tanto recursos en forma de subvenciones, como la contratación de personal con cargo a distintos programas.
Gracias Luis. Es probable que el juez estime tu demanda y te conceda el despido improcedente. Bien, son 45 días por año, unos 5.000 euros en tu caso. Espero que te los den, es un coste muy bajo por no aceptar el chantaje continuo y la inoperancia de una asociación con las puertas siempre cerradas. No hagamos el ridículo, ya está bien de aguantar sandeces.

2 comentarios:

  1. Me gustó la claridad con la que hablas. Seguro que todo saldrá bien. Supongo que este es un paso que tenía que dar la APJ. Todo sea por no seguir sufriendo amenazas y presiones de alguien que tiene a gente trabajando en su empresa en unas condiciones tercermundistas y sin contratos muy claros (cuando los hay).

    ResponderEliminar
  2. En mi caso ¿sabes? yo prefiero pasar San Valentín con mi pareja y mis mascotas...
    Ah, que estabamos hablando de Luis Rebelles... vaya...

    ResponderEliminar