lunes, 26 de abril de 2010

Sin palabras

4 comentarios:

  1. Tocamos un tema peliagudo, el de lo políticamente correcto. A este hombre se le tachará de racista pero en el fondo tiene más razón que un santo, no nos engañemos, no se trata de racismo sino de hacer cumplir las leyes ante quien las incumpla... ocurre que nos la cogemos con papel de fumar a la hora de denunciar cuando se trata de inmigrantes. De acuerdo, totalmente de acuerdo que todos los inmigrantes no son iguales y doy fe de ello porque tengo amigos de fuera que son más honrados y legales como el que tiene papeles, pero no nos engañemos, también son muchos otros los inmigrantes que se aprovechan de esa mánga ancha llamada corrección política para campar por sus respetos haciéndo y deshaciendo a placer.
    Como también está ocurriendo con muchas mujeres que acogiendose a la tutela legal del gobierno con la Ley de Violencia de Género, están falseando la realidad y quitandose a un marido o pareja de enmedio realizando falsas denuncias de malos tratos.
    A ver cuándo nos quitamos la venda de los ojos y distinguimos el polvo de la paja.

    ResponderEliminar
  2. Querida Laura, las razas no son culpables de nada, y en la propaganda del Partido Popular se generaliza y por tanto se criminaliza a los gitanos rumanos, eso es racismo se mire por donde se mire. Lo que aparece en el vídeo sería equiparable a decir que en nuestros barrios marginales formados en los años cincuena y sesenta a partir de la inmigración rural el problema no eran todos los españoles, sólo los españoles gitanos
    Es cierto que hay clanes de delincuentes asentados en España, a los que hay que detener y encarcelar, pero no se puede criminalizar a una raza.
    También conozco casos de abusos en las denuncias de malos tratos; de hecho hay quí en Jerez cierta abogada que trabajaba para un sindicato que recomendaba en los procesos de divorcio no sólo las denuncias por malos tratos, sino que hicieran lo posible por provocar la reacción violenta del marido. Tanto en un caso como en el otro no se trata de ser políticamente correctos, se trata de actuar con rigor; denunciar la falta de seguridad, no a los gitanos, pedir más policía en la calle, más medios y menos tolerancia contra lo intolerable, porque al final acaban ardiendo las casas de los gitanos. Quien sale en el vídeo no es un vecino cualquiera harto de que le roben de que le abran el coche, del trapicheo de drogas en las calles, es el líder del PP de Badalona, una ciudad bastante importante dentro de Cataluña, con tantos habitantes como Jerez o más. Ese político sabe muy bien lo que está haciendo, buscando el voto mediante alentando el racismo y la xenofobia. ¿Te imaginas a García Pelayo reproduciendo las mismas palabras que su compañero de Badalona? Yo sinceramente no.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Va a ser que no me expliqué bien.
    Por supuesto que soy la primera que no quiero que se generalice nada, repito que ni todos los gitanos son malos, ni todos buenos...igual, exactamente igual que los payos, que cada uno es de su padre y de su madre y los hay de toda clase y condición.
    A lo que yo me quería referir es que ahora es políticamente correcto hablar de inmigrantes (generalizando) como víctimas todos, que es políticamente correcto considerar que TODAS las mujeres sufren malos tratos, que todos los homosexuales son maravillosos... y no es así.
    Siempre he dicho que no me gusta segregar por colectivos a las personas y por eso digo que hay personas y hay personas, y precisamente las hay que se amparan en esa tutela gubernamental de lo "políticamente correcto" para campar por sus respetos, delinquir, realizar falsas acusaciones y demás... y eso es lo que no me parece bien.
    No se puede hablar de una banda de gitanos rumanos delincuentes porque "pobrecitos inmigrantes"... no, el que lo es lo es, sea gitano, rumano o marciano y el que no lo es pues no lo es y punto, como cualquier persona.
    Las discriminaciones positivas siguen siendo discriminaciones por mucho que se les coloque el apellido "positiva" ¿no crees?

    ResponderEliminar
  4. Yo no he hablado de discriminaciones positivas. Estoy contigo en lo de que una discriminación es siempre una discriminación, porque cuando se aplican las discriminaciones positivas hay alguien, con nombres y apellidos, que sale beneficiado y alguien, también con nombre y apellidos que sale perjudicado.
    En cuanto al asunto que he colgado, entiendo que es racismo puro y duro, además alentado siguiendo el ejemplo italiano por un político a la caza de votos.
    Por otra parte, la realidad dista mucho de la leyenda urbana de la impunidad de los extranjeros que se benefician de la actitud estúpida de quienes se cubren bajo el velo de lo políticamente correcto. Los delincuentes de cualquier nacionalidad, se amparan en cualquier resquicio que deja le ley, pero la inmensa mayoría de los inmigrantes sufren abusos de todo tipo, como cuando los emigrantes éramos los españoles.

    ResponderEliminar