domingo, 23 de mayo de 2010

No te vuelvo a votar


Qué pronto se les llena la boca de España, de la patria para enmascarar el fraude que supone vender a una nación. Qué me importa a mí tus resultados electorales. Qué me cuentas de precios políticos para que te crea; lo único que yo sé es que te has rendido al pensamiento único, o mejor dicho, a los que tiene un único pensamiento. Hablas de los mercados como si fueran entes abstractos que tiene la verdad absoluta; pues bien, los mercados se pueden regular, pero te has rendido. No me hables de patrias y de banderas, porque los que ganan no tienen patria y sus banderas son de conveniencia. Sigo buscando soluciones; la huelga general no es una solución es solo una pataleta. Sigo pensando y he encontrado varias soluciones, la primera te la cuento: no te voy a volver a votar. No me asustes con que viene el lobo, porque te has sumado a su manada. No me asusta el lobo, tampoco lo voy a votar… por cierto, tengo muchas más ideas, mías, propias.
De momento, te dejo la letra de una canción a ver si te recuerda a algo.

Cuando hablen de la patria
no me hablen del honor
no me cuenten batallas
ganadas cara al sol.
Tal vez si me contaran
que no importa el color,
ni sexo, ni la raza
ni el bando en que luchó.

Cuando hablen de la patria
no me hablen del valor,
no jueguen con el sable,
ni tachen de traidor
al que la lleva adentro,
pegada al corazón
y no anda por la calle
con ella en procesión.

Cuando hablen de la patria
no olviden que es mejor
sentirla a nuestro lado
que ser su salvador.
Por repetir su nombre
no te armas de razón.
¡Aquí cabemos todos
o no cabe ni Dios!

3 comentarios: