miércoles, 12 de mayo de 2010

Zapatero renuncia a recaudar 280.000 millones de € de los ricos y hace recaer la crisis en funcionarios y pensionistas


La foto se la he cogido prestada al blog San Ateo. Es suya, pero yo no describiría mis sensaciones mejor.

Estas son diez razones por las que me parecen un bodrio las medidas de Zapatero:

Lamentable la propuesta del presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero para recortar del déficit público.
Lamentable, porque el presidente del Gobierno se olvida de que han sido los especuladores y los altos directivos de la banca internacional los que nos han llevado a esta situación de crisis.
Lamentable, porque no se ha aprobado medida alguna que persiga la “criminalidad económica”; ni tan siquiera una sola medida tendente a evitar que los factores que han conducido a las economías occidentales a la crisis se vuelvan reproducirse.
Lamentable, porque vuelve a “criminalizar” a los funcionarios y a los trabajadores del sector público, a los que, si no se les considerara un lastre no se les pretendería bajar el sueldo.
Lamentable, porque elimina prestaciones como los 2.500 € por hijo, mientras en otros países la cuantía anual que se concede mes a mes es muy superior.
Lamentable, porque termina aplicando los conceptos políticos de la derecha europea.
Lamentable, porque la reducción salarial de los funcionarios sólo supondrá un recorte de 2.400 millones de euros al año.
Lamentable, porque las pensiones en España, salvo para los directivos de los bancos, son una mierda con la que no pueden vivir nuestros mayores.
Lamentable, porque tira la toalla en la lucha contra el fraude, un fraude que el propio ministro de Trabajo, Celestino Corbacho cifra entre un 16% y un 20% del Producto Interior Bruto. Un fraude que anualmente supone 70.000 millones de euros que no ven las arcas del Estado y cuyo período de prescripción es de cuatro años, por lo que en la actualidad el Estado podría intentar recaudar 280.000 millones de euros, en lugar de los 2.500 millones que pretende restar a los bolsillos de los funcionarios y trabajadores públicos.
Lamentable, porque se convierte en un nuevo presidente que considera a los españoles menores de edad o idiotas, que no sabemos de dónde vienen estos lodos ni que hay otras muchas decisiones políticas que adoptar distintas a las de hacer soportar la crisis a funcionarios y pensionistas.

4 comentarios:

  1. No me hables, no me hables, que estoy que me subo por las paredes...me parece todo un soberano despropósito, uno detrás de otro...
    ¿Quién termina pagando el pato? ¡por favor, por favor!
    Estoy indignada...

    ResponderEliminar
  2. Funcionarios, pensionistas....y desempleados que esos nadie los nombra. Será que no pretenden reincorporarlos al "mercado laboral", o quizás esperan que se mueran de hambre dentro de poco.

    Después los seguidores del PSOE, palmerosblogeros y demás se molestan por los comentarios...manda peregil la cosa.

    ResponderEliminar