viernes, 30 de julio de 2010

Pilar Sánchez gana el debate sobre el estado de la ciudad


Pilar Sánchez ha ganado el debate sobre el estado de la ciudad, y lo ha hecho de largo. Tenía ganas Pili de desquitarse de la “conspiración” que ha unido a enemigos irreconciliables bajo el lema, “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”.
Estaba harta Pipi de las manifestaciones en las puertas del Ayuntamiento y de la chulería de los mafiosos que andan rajando ruedas a los sindicalistas que se atreven a opinar de forma diferente a la de los dictados de la mafia.
Tenía ganas la Pilarica de decirle cuatro verdades a la “Pelayo”, y la ha barrido del mapa.
Pilar se escribió ella misma el discurso, a mano, con letra ilegible, y destiló toda la mala leche reconcentrada de días y días en cada una de las actuaciones que ha llevado a cabo su gobierno. La Pili llamó “loro” a la García Pelayo [y digo bien, lo de “la”, porque cuando se enfrentan es como una guerra de marujas] porque la portavoz del PP se limita a repetir siempre el mismo discurso derrotista, vacuo, carente de contenido. El debate sobre el estado de la ciudad no puede ser una sucesión de eslóganes expuestos de cara a la galería para conseguir votos. Hay que tener más respeto por los contrincantes políticos y acudir con programa para defender; pero García Pelayo se limitó a montar el circo al que nos tiene acostumbrados, pero hoy no le ha servido. La Pili venía pertrechada de datos de metros cuadrados para uso industrial, de viviendas, más de tres mil doscientas, de inversiones como las de Zahav, Luz Shopping, etc… kilómetros de marea negra, de deudas pagadas e impagadas… Contra la contundencia de los datos García Pelayo fue incapaz de oponer argumentos, sólo las cuatro “ideas fuerza” que su partido quiere transmitir. Que Jerez es un caos, que la culpa la tiene la alcaldesa, que está sola, y que el PP va a ganar las próximas elecciones. Lo siento por García Pelayo, pero esa estrategia hoy no le ha funcionado.
Tampoco ha estado muy acertada la portavoz del PSA, Rosario Rodríguez, el último baluarte que le queda al andalucismo en esta ciudad, y que en pocos meses dirá adiós a la política activa. Charo le recordó a la alcaldesa todos y cada uno de los compromisos que no ha cumplido; los que son de su competencia y los que no. Buen a crítica la de la portavoz andalucista, que sin embargo no estuvo fina a la hora de apretar las tuercas, ya que si bien sacó a la luz lo que no ha hecho el PSOE, se fue de madre al culpar al Gobierno municipal de no haber acabado con el peaje de la autopista.
Joaquín del Valle, por supuesto, a lo suyo. Por un momento pareció que estaba en el hemiciclo del Congreso de los Diputados contestándole a Zapatero. Joaqui tiene un plan de saneamiento, que ya ha presentado en varias ocasiones y al que nadie hace caso. No obstante es de agradecer cada una de las intervenciones del portavoz de Izquierda Unida, que al menos no demuestra estar deseando ganar las elecciones con el único objetivo de pinchar un banderín con las siglas de su partido sobre un corcho en la pared.
La cita preelectoral, pues se trató de un debate de comienzo de campaña electoral, más que de una confrontación de ideas sobre la situación de la ciudad, tuvo dos momentos curiosos, al menos desde mi punto de vista. El primero de ellos fue la petición de dimisión formulada por la portavoz del PSA, Charo Rodríguez, a la alcaldesa, como si fuer consciente este partido de su incapacidad de derrotar al adversario dentro de unos meses en la cita electoral. Otro de los detalles que ha dejado el pleno ha sido el guiño que la regidora jerezana ha dedicado al portavoz de Izquierda Unida, como si barruntara que en un futuro serán necesarios los votos de esta coalición para gobernar Jerez.
Pipi se ha llevado el debate de calle. No sé lo que dirán los medios de comunicación mañana, pero yo estuve allí, y la vencedora por K.O. fue la Pili. Enhorabuena.

miércoles, 28 de julio de 2010

Señas de identidad


Lamento profundamente la decisión del Parlamento Catalán de prohibir las corridas de toros. Lamento que una vez más quienes han elegido el camino fácil de la confrontación con España hayan conseguido hacer primar sus intereses sobre los de una nación como la catalana.

Las corridas de toros no son patrimonio ni enseña del estado "castellano - andaluz", que definía Jordi Pujol. La fiesta del toro es patrimonio de los pueblos y naciones del Mediterráneo, no de España. Hoy el Parlamento Catalán ha eliminado una de las señas de identidad del catalanismo; del ser Mediterráneo, y lo ha hecho utilizando los sentimientos de personas nobles que defienden la abolición de las corridas de toros por estar en contra del sufrimiento de los animales, pero con miras mucho menos nobles. ¿Incluye acaso la decisión del Parlamento Catalán la definición de la corrida de toros como acto de crueldad contra los animales?

Quienes han votado a favor de la prohibición para confrontar con España ignoran cuáles son sus raíces... Grecia, Roma, Minos...

Compendo y respeto a todos aquellos que abogan por la abolición de las corridas de toros por ser un acto de crueldad contra los animales, pero me producen náuseas quienes hacen del nacionalismo un banderín de enganche de tropas pertrechadas de de autocomplacencia que defiendan sus intereses, los intereses de los nacionalistas, que no pueden existir salvo por oposición a los españoles.

Yo, que sólo creo en una raza, la humana, y en ninguna frontera, no puedo comprender a quienes se dedican a parcelar el territorio, y desde el más profundo de los alardes del provincianismo defienden lo propio como lo mejor.

Sin ese enfrentamiento, sin ese victimismo, los nacionalistas no podrían existir, y por ende, no podrían medrar, que al fin y a la postre es de lo que se trata.

No me gustan las corridas de toros; sólo he estado en una plaza de toros, en la de Sevilla. Asistí invitado a un festejo de la Feria de Abril y pude contemplar cómo, en uno de los toros el picador introducíoa el mazo más allá del tope en la piel del tóro, y cómo el animal corría desesperado y furioso con una enorme lanza colgando de su morrillo. Fue atroz. Pero con todo, no dejo de comprender que mi pueblo, disperso en multitud de países en torno al Mediterráneo, tiene como animal simbólico al toro. Que sus fiestas están íntimamente ligadas al astado, y que en cada pueblo o aldea hay una fiesta en la que el toro es protagonista.

Hoy el Parlemento Catalán ha decidido perder una de las señas de identidad de la nación catalana, pueblo mediterráneo vinculado al toro.

Sólo puedo decir, ¡viva el género humano! ¡Abajo los nacionalismos! Confieso que vibro con La Roja, pero la contradicción, como la crueldad, son propias del alma humana.

martes, 27 de julio de 2010

Pruebas de estrés


Manda narices que la Unión Europea, la misma administración que está provocando la involución político-democrática en la Europa del Euro, realice pruebas de estrés a los bancos europeos, y en concreto a los españoles. Los mismos servidores de los "mercados", es decir buhoneros de corbata que hoy se llaman brokers, quieren saber hasta qué punto pueden hacer negocio con los bancos españoles, no sea que la economía española se hunda - a cuenta de sus negocios - y les pille en medio.

Manda narices que además, los amos de estos serviles dicten a los gobiernos, como si fueran secretarias de dirección, lo que tienen que hacer punto por punto. Pero lo que tiene bemoles, es que les llamen pruebas de estrés a lo que en realidad son auditorías de toda la vida.

Bien, pues los bancos españoles - no voy a caer en el error de decir nuestros bancos-, han pasado las pruebas de estrés con nota. Era de esperar. A los que hay que hacerles las pruebas de estres es a los españolitos de a pie que tienen que pagarle la hipoteca a los bancos, Esos sí que están estresados.

Devalunado las huelgas de hambre, que es gerundio

Bien, parece que el alcade de La Barca continúa en huelga de hambre; ahora para ver si el ayuntamiento de Jerez le paga lo que le debe para que no le corten la luz. No deja de ser una lástima que una población de menos de cinco mil habitantes no tenga ni para pipas; pero dejando a un lado el problema de los impagos, estamos fribolizando en Jerez medidas drásticas como son las huelgas de hambre para reclamar nimiedades. Sí, nimiedades, porque ponerse en huelga de hambre para que te transfieran el dinero para pagar la luz, el agua y el teléfono de un ayuntamiento no deja de ser una solemne estupidez. Sí, una solemne estupidez, que no tiene otra lectura que el afán propagandístico de un alcalde que no pretende otra cosa que salir reelegido en las próximas municipales pero por un partido distinto a aquel con el que concurrió en las últimas elecciones.
¿Qué dejan estos estúpidos a las personas de bien que luchan por la democracia en paises como Cuba? Nada. Ahora se suman todos al ruido de la carraca que se agita ante las próximas elecciones, pero hay que decirlo con total claridad, todo esto no es más que propaganda electoral destinada a dar a conocer a un nuevo partido para que los viejos políticos que llevan años en el poder puedan seguir chupando de la teta... cada vez más menguada de los ayuntamientos.
Bien, pues que os vayan dando...

viernes, 23 de julio de 2010

Huelgas de hambre




El tiempo lo cura todo, hasta la ideología. Qué diferencia entre la huelga de hambre "real" de hace siete u ocho años, y la huelga de hambre de hoy del alcalde de La Barca, sin partido, sin ideología y sin vergüenza; citando a los medios de comunicación para que vean como come antes de iniciar una huelga de hambre para que cobren sus empleados, a sabiendas de que el ayuntamiento matriz ya había librado el dinero para los pagos.

viernes, 16 de julio de 2010

Símbolo de un símbolo


Ha desaparecido el Pendón de la ciudad, un símbolo de Jerez. El hecho en sí también es un símbolo. Un símbolo del desgobierno y de la inutilidad caciquil y de quienes se han rodeado de lerdos para podes destacar sin que les hagan sombra.
Se ha perdido la enseña de la ciudad, la uténtica, la que se arrebató a los benemeríes en la batalla del Salado el 30 de octubre de 1340. Durante siglos fue custodiada en la Colegial, hoy Catedral de Jerez, como símbolo del poder que ha ejercido la Iglesia sin discusión sobre el Estado a lo largo de la historia de España hasta el s.XX. El deterioro y la imposibilidad de conservación del Pendón durante los años míseros de la posguerra, donde los palurdos fascistas que gobernaban Jerez a caballo ponían el nombre de su yegua favorita a una barriada, son un símbolo de la decadencia. Pero la llegada de la democracia no iba a mejorar la condición de los gobernantes. Ya para 1991, año en el que la Iglesia cede el Pendón al Ayuntamiento, las buenas intenciones y los políticos de peso iban dejando paso a los ganapanes serviles y gañanes que se ocupaban de la administración. No es extraño que desapareciera el Pendón, como tampoco es extraño que desaparecieran también por esa fecha cuadros de la delegación de Cultura, que se encontraban apilados sin orden ni concierto y con una más que dudosa catalogación.
Es hora de que este gobierno, además de iniciar una investigación para averiguar qué ha pasado con la enseña de la ciudad, dé a conocer cuál son los fondos de la pinacoteca municipal y coteje con los listados de los archivos para conocer si ha habido algún tipo de expolio.
La desaparición del Pendón es un símbolo en si misma.

miércoles, 14 de julio de 2010

La mujer de cristal

Era tan frágil, tan delicada, que hasta su piel transparente tenía un brillo apagado, ceniciento. Sus párpados cerrados no transmitían serenidad sino indiferencia. En la penumbra, junto a la cortina, su pelo caía lánguido sobre sus menudos hombros. Sus labios estaban anodinamente cerrados. La quietud de sus manos, entrecruzadas sobre su regazo, no anhelaban una sola caricia. Junto a ella, sobre el aparador, una copa de vino cubierta de polvo se reflejaba en el espejo.
Fue tanta la tristeza, que la hojas de la acera cambiaron de color. La calle... no sé, nunca me había dado cuenta de que fuera tan ancha.