martes, 14 de septiembre de 2010

¿Fundamos un partido?


Si algo aprendí en mis tiempos de sindicalistas fue que para sentarte a negociar tienes que tener algo con lo que negociar; es decir, algo que la otra parte quiera conseguir o, no quiera perder. La huelga general es sólo una forma de protesta que durante el pasado siglo dio sus frutos, pero que en la actualidad está “socializada” y amortizada.
Si los socialdemócratas del PSOE han decidido llevarnos por la senda del liberalismo y el Partido Comunista sigue sin dejar nacer una verdadera izquierda social, fundemos un partido. Una huelga general acabó con la doble militancia; otra puede ser el inicio de una nueva formación que acabe con el “pensamiento único” en sus dos versiones, la de moral tolerante (PSOE) y la de moral tradicional católica (PP).
El simple hecho de iniciar la creación de un partido político a partir de un sindicato como UGT, puede dar que pensar a la “juventud dorada” – esos jóvenes que con treinta años o menos entran en política, y que pretenden jubilarse como políticos-, que la política profesional puede llegar a su fin en multitud de ayuntamientos socialistas, diputaciones, empresas públicas, etc. Es posible que el solo hecho de iniciar el proceso impulse a la estructura del PSOE a exigir el cambio… Es una idea de alguien que piensa que, “con mi voto, no”.
Foto no cedida por rtve

1 comentario:

  1. No puedo estar más de acuerdo, ni sería capaz de expresarlo mejor,... bien explicado y bien expuesto,... ahora,... que recojan el testigo.

    ResponderEliminar