domingo, 31 de octubre de 2010

¡Somos un imperio!


Calabaza de Halloween

Somos un imperio, y aunque ya no nos queden colonias ni territorios de ultramar, hay varios signos inequívocos de nuestro afán en el mundo y de nuestra idiosincrasia imperial. Uno es la afluencia de ciudadanos de todo el mundo que llegan a España para trabajar o hacer negocios; otro, es el hecho de tener tropas en el extranjero -que se podrían contar con los dedos de una mano, pero tropas son tropas...- ; pero sin duda  el signo definitivo es la incorporación a nuestro acervo cultural de todas y cada una de las tradiciones de los territorios con los que entramos en contacto, al igual que los romanos, todo ello sin aculturación alguna. Ejemplos: Papá Noel, el árbol de Navidad, la Fiesta del Cordero en Ceuta o el más reciente Halloween. Celebramos la Navidad con Papá Noel para que a los niños les dé tiempo a jugar con sus juguetes antes de volver al colegio, pero parte de los regalos se los ponemos el día de Reyes. Ponemos el árbol de Navidad y el belén en la misma habitación, e incluso el nacimiento debajo del árbol. Tenemos la fiesta del Cordero en Ceuta, pero es que también tenemos la fiesta de la cerverza en muchos municipios españoles, incluso con banderas y guirnaldas adornando las calles. Pero sin lugar a dudas, la fiesta que hemos adoptado con más ímpetu y más recientemente ha sido Halloween; una fiesta que incluso nos sirve para reciclar, ya que muchos de los caramelos que se tiran en la Cabalgata de Reyes acaban en las bolsas de los niños en Halloween, y si no, que se lo digan a mi pequeña, que ha vuelto de hacer la ronda,casa por casa, con una bolsa llena de caramelos y me ha dicho: "mira papá, qué cantidad de caramelos pringosos y rotos me han dado", muchos de ellos con los logotipos de las empresas que patrocinaron la Cabalgata. Sin duda, somos un imperio, pobre, pero un imperio, lo que ocurre es que, a este ritmo, no nos van a quedar días en el calendario para festejar. Por cierto, por mí, que siga la fiesta, que ya hay ciudades que celebran el año nuevo chino...

2 comentarios:

  1. mejor eso que torturar a un toro, digo yo.

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Si no me parece mal, Ana. Solo pretendía ser irónico. Que "pa dos días", fiestas, tods las del mundo.

    ResponderEliminar