miércoles, 1 de diciembre de 2010

¿Por qué no hay manera de poner orden en el Ayuntamiento?

Las productividades no son sólo premios a la fidelidad, son los cimientos de edificio pachequista, una empresa que tenía su oficina de recaudación en la Gerencia Municipal de Urbanismo, su administración y oficina de colocación en el Ayuntamiento; su sindicato vertical – anarcopachequista-; su obra social, “Solidaridad” y su medio de comunicación, Onda Jerez. Este edificio monolítico se sustentaba a base de dinero, para los técnicos y para los curritos, con lo que se callan las bocas. Para los técnicos con sueldazos y productividades, para los curritos productividades y puestos que se corresponden con su nivel de cualificación.


En esto llegó el desastre. Un ayuntamiento en bancarrota que cae en manos de otros. El sindicato vertical se dedica entonces a defender a los curritos y a sembrar todo el malestar posible para restar cuanto más votos mejor e impedir cambios, pero los técnicos - no afiliados hasta entonces-, no tienen cabida en un sindicato anarquista, así que crean la ATMJ, para defender sus privilegios, para que no haya Relación de Puestos de Trabajo.

Las elecciones acabaron con la presidencia de Pacheco, pero no con el pachequismo, ni con sus alfombras, ni con sus muertos en los armarios, así que cualquier zancadilla es buena, cualquier filtración es buena, para hundir al actual gobierno y que nada cambie… no sea que un celador deje de cobrar como un concejal y un técnico de Economía más que el presidente de la Junta.

Despilfarro

El descontrol y la generosidad con el dinero de los demás siguen reinando en el Ayuntamiento. Mientras los trabajadores tardan en cobrar, el Gobierno municipal continúa sin meter mano a las productividades, algunas superiores a los 3.500 € al mes, aprobadas en otros tiempos donde se ha gestado la ruina del Ayuntamiento.

Son cientos de miles de euros mensuales los que se pagan en productividad, varios millones al año, que han inquietado y mucho a los técnicos municipales, sobre todo a aquellos que disfrutan de estas prebendas desde hace años, aunque ni por su cualificación, ni por el puesto que desempeñan puedan justificar las retribuciones que perciben.

No es de extrañar tampoco las reticencias a la hora de negociar la creación de una R.P.T, pues es muy difícil que un celador de Deportes tenga un sueldo superior a los 35.000 euros, y una productividad de 600 € mensuales.

Las categorías en el Ayuntamiento incluyen el nivel académico, y la puntuación por puestos, y para que se pueda entender lo desmedido de algunos casos hay que decir que el nivel más alto es el A, que correspondería a un licenciado universitario. El nivel B, corresponde con el de diplomado; el C con el de bachiller o FP de segundo grado, mientras que el D corresponde una titulación similar a la de FP 1 o Graduado Escolar según qué casos.

También hay que tener en cuenta que la sangría a la que ha sido y sigue siendo sometida el Ayuntamiento, no viene dada solo por las cuantiosas productividades y sueldos inflados – algunos no necesitan productividad para tener retribuciones multimillonarias-, sino también por la forma “casi lasciva” en la que ha funcionado la contratación municipal años atrás. La tabla comparativa muestra como ha ido creciendo el número de empleados municipales en los últimos diez años.

Los datos sobre productividad sólo son un extracto de las cantidades que realmente se manejan en el Ayuntamiento, porque son muchísimos más los empleados que contribuyen a este despilfarro sin justificación .

Hay más, muchos más, pero para muestra, basta un botón. Son unos cuantos privilegiados que han tenido la suerte de caer en gracia a los políticos de turno que con su habitual falta de equidad han decidió premiar afinidades dando lugar a multitud de agravios entre la plantilla municipal

2 comentarios:

  1. He llegado hasta aquí a través de un comentario leido en Lengua Viperina.respecto de una demanda que piensa poner la atmj por la publicación de algunos nombres tanto en este blog como en dos periódicos locales.

    Seguramente apelarán al derecho al honor como argumento pero si se meten con usted cuente con mi apoyo porque los intentos de tapoar lo intapable pueden tener sus dias contados si se logra que la Ley contra la Inmoralidad se hace Ley de una puñetera vez.

    Un saludo y archivo su página por si la convierten en objeto de museo esos que usted y yo sabemos....
    No hay nada mejor que haber nacido siendo hijo de quienes mandaban....

    ResponderEliminar
  2. Muy valiente desde luego tus comentarios. Animo.

    ResponderEliminar