lunes, 17 de enero de 2011

Pacheco asegura en su vuelta que tendrá que tomar medidas impopulares y que en Jerez no hacen falta grandes inversiones

Ha vuelto con apariencia de político serio, aunque con todos los tics del pasado, convocando a la prensa por su cuenta, sin contar con su nuevo partido. Ha vuelto para llenar páginas y páginas en los periódicos, ávidos unos de frases ingeniosas y titulares fáciles, y añorantes otros de un amigo ausente de la política.


Es sin duda el titular del día. Lástima que no se haya presentado con Belén Esteban, porque entonces, además del morbo entre los corrillos políticos, habría conseguido la mayor de las audiencias en los programas más vistos… que no son precisamente los políticos.

Ha vuelto para anunciar, entre sus medidas, el enésimo plan de saneamiento, que incluirá medidas impopulares, aunque sin despidos para la plantilla municipal, cuyos excedentes serán recolocados en distintos departamentos.

¡Estupendo! Esas premisas nos demuestran que por fin reconoce que se ha endeudado al ayuntamiento hasta límites insospechados, y que ha sido durante años un lugar donde colocar amiguetes, que, además según Pacheco, no hacen nada, y hay que reubicarlos.

“Hay que tomar medidas para equilibrar las cuentas municipales…” ha declarado Pacheco, quien en su día también comentaba “ya pagará otro que venga”.

Por cierto, a D. Pedro no le parece necesario que se hagan grandes inversiones en Jerez… probablemente porque el grupo suizo Jerikholding que en 2004 iba a invertir en Jerez 500 millones de euros, puede preferir mantener ese dinero en el Banco de Indonesia que traerlo a nuestro país, donde la crisis se vive con especial intensidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario