lunes, 24 de enero de 2011

Pobre Marianico...

Poco dura la alegría en la casa del pobre - del pobre político, se entiende-, debe pensar Mariano Rajoy, después de que su "pérfida" compañera, Esperanza Aguirre, haya declarado que no piensa hacer campaña en Asturias a favor de su candidata. Poco dura la alegría, y mucho la ansiedad de quien tiene sed de poder y equivoca su propia angustia con la de todo un país. Pero no nos extrañemos de estos errores; siempre ha sido propio de los partidos y de las mentes totalitarias identificar al país o a la nación consigo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario