martes, 8 de febrero de 2011

Transfuguismo pueblerino


Hoy se ha dado un nuevo episodio de transfuguismo en España. En concreto, en el ayuntamiento de Jerez, donde un concejal, elegido en las listas del Partido Socialista de Andalucía, aunque perteneciente a una formación política, de estas de barrio, ha pedido su pase como concejal no adscrito. Iba, si no recuerdo mal el séptimo en la lista del PSA, y sólo una carambola de dimisiones le permitió ocupar un asiento en el pleno del ayuntamiento de Jerez. Alguien avezado, ducho en las cuestiones políticas le habrá comentado que no es bueno llegar de la mano de otro partido a las elecciones municipales, y que hay que marcar distancias con los rivales.Para hacer eso hay que pasarse por el forro la voluntad popular, romper el grupo y mostrar la independencia respecto del partido que te dio el escaño. Antonio Conde, que así se llama el caballero, no ha tenido problemas para presentar cuantas iniciativas ha querido en las sesiones de pleno, pese a que en ocasiones ha rozado el ridículo. ¿Por qué se va? ¿Por qué no mantiene la lealtad hasta el final a un grupo que le ha dado el honor de representar a parte de los ciudadanos jerezanos? Pacheco lo metió en las listas para, si no ganar votos, al menos que no los restara, y se equivocó, porque dio sensación de debilidad. No me gustan los políticos que se toman la actividad pública a la ligera, pero los que  consideran una forma de ascenso social me repugnan.

3 comentarios:

  1. Despues de leerte, solo decirte, SIN COMENTARIOS

    ResponderEliminar
  2. Amigo si te repugnan los políticos que "la consideran una forma de ascenso social" debes estar todo el tiempo vomitando...

    ResponderEliminar
  3. Hoy en día habría pocas personas dedicadas a la política que se pudieran salvar de la quema. Siempre he creído que el político profesional ofrece más ventajas que desventajas, pero ya estoy en duda.

    ResponderEliminar