jueves, 24 de marzo de 2011

Para la prensa ganó María José, en la calle ganó Pilar

Imagen del debate seguido en el tabanco San Pablo
Como cada vez que me interesa saber cómo respira Jerez, ayer me fui a ver el "cara a cara" a un bar, a la Tasca San Pablo para ser más exacto.
Lo más gratificante es la repercusión y seguimiento que ha tenido un debate político. En el tabanco el seguimiento fue masivo y con un jolgorio cercano a un partido de fútbol, donde el público y los camareros cantaban por goles las intervenciones. "'¡Toma, dos cero para la Pelayo", decía algún forofo al principio del debate, y es que el debate tuvo dos partes bien diferenciadas, que además coincidieron con las dos partes en las que estaba estructurado el programa.
A lo largo de la primera fase, una María José García Pelayo, más tranquila y con el discurso bien aprendido, habló de creación de empleo, de inversiones productivas, y en general de las propuestas de su programa electoral, mientras Pilar Sánchez, visiblemente nerviosa, iba a remolque contestando a cada una de las declaraciones de la candidata popular.
Mediada la primera parte el discurso de García Pelayo comenzó a flaquear con algunos errores como las referencias a la falta de rehabilitación de barriadas o la nula colocación de ascensores en pisos donde se encuentran personas atrapadas, lo que comenzó a dar oxígeno a Pilar Sánchez, que pudo responder con datos como los 56 ascensores colocados sólo en la barriada La Granja, o los 52 millones de euros invertidos en rehabilitación de viviendas.
Segunda parte
Tras la pausa para la publicidad, el debate cambió de forma radical. En su primera intervención, la candidata del PP habló de la necesidad de aplicar un plan financiero en el ayuntamiento de Jerez y acusó a la actual alcaldesa de haberse rodeado de un cohorte de asesores, a lo que Pilar Sánchez respondió acusando a la candidata del PP de haber incrementado la plantilla municipal en 307 personas, y mostró uno de los escritos en el que se indicaba a Personal la contratación de un empleado que llevaba varios días ya trabajando para el ayuntamiento señalando además la productividad que debía cobrar. A partir de ahí los murmullos en el tabanco San Pablo cambiaron, lo mismo ocurrió con las referencias a los pagos de las deudas municipales a la Seguridad Social y un largo etc, que Pilar Sánchez fue presentando acompañada de gráficos. "Puf la que le está dando..." - fueron entonces los comentarios en el bar, comentarios que se han repetido en la calle-. Ante el aluvión de datos y la incapacidad de García Pelayo de contrarrestar los datos de Pilar Sánchez, no es de extrañar que el padre de un buen amigo, y candidato de relleno de una formación política que concurre a las próximas elecciones municipales, que no es el PSOE, lo llamara nada más terminar el debate y le comentara: "valla baño que le ha dado Pilar"
Errores
Hubo también otros errores que escaparon a los responsables de comunicación  de cada uno de los partidos. Así María José García Pelayo ¡no miró nunca a cámara! paseando la vista de un lugar a otro, dando una sensación extraña de inseguridad. Sí eligió bien el color del traje, y sobre todo los tacones, lo que hacía aparecer a la candidata del PP mucho más alta que a la del PSOE. De todas formas, para una próxima ocasión debería elegir otro tipo de tela porque la candidata popular comenzó a transpirar y a marcar la ropa, lo que queda muy mal ante la audiencia. Por su parte Pilar Sánchez también eligió bien la ropa, con un blanco que destacaba sobre el fondo azul celeste del decorado, pero el cuello alto que llevaba transmitía sensación de agobio.
Conclusión
En mi opinión particular, el debate se lo llevó al final Pilar Sánchez, "remontando un encuentro" que al principio pintaba mal. Le dio la vuelta en la segunda parte, con datos, y aunque cada cual arrima el ascua a su sardina, hay que valorar también la decepción de quienes aseguran que la cosa quedó en empate, cuando la realidad, y de ahí el fracaso, esperaban que con la que está cayendo, García Pelayo "borrara del mapa" a Pilar Sánchez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario