domingo, 6 de marzo de 2011

Versión audiodescrita de la encuesta de Diario de Jerez

Las encuestas ofrecen mucha información, pero hay que, como yo, saberlas interpretar.
Qué podemos saber de una encuesta realizada sobre 400 entrevistas telefónicas, que el que la ha solicitado no tiene un duro para encargar una ecuesta seria. Dicho lo cual no hay datos suficientes para conocer la "tiesura" del solicitante; para ello habría que saber si el trabajo se ha pagado en efectivo o mediante intercambio de publicidad. En el segundo caso, habitual de la tacañería del grupo Jolín, la situación podría llegar a ser dramática.
Para conocer el análisis de la encuesta pincha en este enlace.
http://www.goear.com/listen/5558977/

4 comentarios:

  1. Será de risa o no será de risa, pero parece curioso que cuando las encuestas son negativas para una parte, esta parte la desacredita siempre. En cambio, si la encuenta fuere positiva tendría todos los parabienes posibles.
    Se hagan con 400, 800, 1200 0 1600 encuestados las encuentas no sirven para otra cosa que para divertirnos las haga quien las haga.

    ResponderEliminar
  2. El número de encuesta realizadas va siempre en relación al Universo que se pretende escrutar: no hay números fijos ni fielatos de credibilidad.
    Las encuestas no predicen nada, pero marcan tendencia.
    La arrogancia es la peor consejera para producirse en la vida y para leer encuestas.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que cuando nos favorece algo tendemos, en política, a creérnoslo mejor que si nos es adverso.Pero las cantidades no son indiferentes, para una ciudad con un censo como el de Jerez, serían necesarias del orden de 1200 a 1500 encuestas y cuidadosamente estratificadas por personas expertas en esto.
    Diversión, bueno, para mi son espejismos, beneficien a quien beneficien.

    ResponderEliminar
  4. Yo estudié Opinión Pública con Cándido Monzón Arribas y, aunque aprobé en la convocatoria de febrero, puedo decir en mi descargo que ese año estuve trabajando para el Correo de Andalucía, y el señor Monzó no se caracterizaba precisamente por pasar la mano a aquellos que estábamos trabajando y estudiando.
    Recomiendo entre sus libros, "Opinión Pública, Comunición y Política" y "Encuestas y elecciones",éste último de 2005 podría estar en el mercado.
    Por cierto, otro día hablamos de la importancia de la elaboración del formulario que, a tenor de las respuestas, en este caso ha debido ser genial

    ResponderEliminar