jueves, 14 de abril de 2011

No fue un error, fue una decisión meditada de "la mano de Dios"

Montaje de palcos en la antigua Carrera Oficial
No fue un error. Cierto que Muñoz Natera había comentado en más de una ocasión que acariciaba la iea de cambiar el itinerario de la Carrera Oficial, pero lo que cambió fue el gobierno, y con ello todo se precipitó. La Carrera Oficial tenía que pasar por la fachada de Urbanismo, con sus banderolas al viento.
Es un buen ejercicio, y sano, eso de reconocer los propios errores, sobre todo para "la mano de Dios" que nombró por "voluntad de Dios" pregonero a un amigo suyo, quien precisamente no vio entonces la blasfemia de su propia afirmación, al margen de su falta de humildad -la humildad la dejó para la calidad de su pregón-, pero que sí denuncia como si de  las trompetas que anuncian el juicio final se tratara, las palabras de un "sociata" en Onda Jerez. En fin, que los integristas también se equivocan... sobre todo cuando devuelven favores a los políticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario