viernes, 10 de junio de 2011

La jaula de "los loros" más cara del mundo


El OVNI, edificio singular del Circuito de Jerez, es en
 realidad un "lunch counter", al menos eso me dijeron. 
 - ¡Qué, eh! ¡Oz gushta eh! -, comentaba D. Pedro visiblemente “ajumao”,(1) pues venía, según dicen, de la Venta la Cueva u otra de más allá de las lindes de Jerez, donde presumiblemente había cerrado un buen negocio… político se entiende, para atraer inversores después del fiasco de Pepe Núñez, que en los años que estuvo de consejero de Turismo no le dio ni un duro de los tres mil millones de pesetas que le prometió. Pongamos que igual había llegado a un acuerdo con Euroamérican…
- ¡Mirad, mirad! Esto este suelo es tarima flotante, sentaos en los asientos. ¿Este es el color definitivo? – preguntó a uno de los técnicos, mientras palpaba el mullido sillón anatómico de color azul, que a modo de prueba esta colocado frente a las cristaleras del OVNI, el edificio singular del circuito de Jerez -.
- ¡Y de ruido nada! ¡Que el ventanal tiene doble acristalamiento!
Ya habían pasado las cuatro y media de la tarde, y allí llevábamos horas esperando para salir corriendo con la noticia del día, tanto redactores de información general, como redactores deportivos.
- ¿Pero este edificio qué es, la torre de control? –preguntó una jovencita en prácticas de algún medio, de esos que se nutren de la más tierna infancia a la que pagan un aguinaldo por Navidad.
- ¡Nooo! ¡Mujer, esto es un “lunch counter”!
- ¿Para comer? –preguntó la mocita, que lo de "lunch" sí lo había entendido.
- Más bien para un snack y alguna bebida - comentó uno de los técnicos de F.C.C. que acompañaban, como un séquito, al alcalde.

¡La jaula de los loros (2) más cara del mundo! para uso y disfrute de autoridades y amiguetes, pensé en ese momento, y no me equivoqué. Hoy diez años después no se ha pagado, ni el OVNI, ni el edifico de los boxes, ni el edificio de control, ni el edificio sanitario, ni el paso inferior peatonal, ni el graderío… las obras incluso precisaron del entubamiento de un arroyo.

El circuito de Jerez ha decidido entrar en concurso de acreedores para tratar de sacar adelante una deuda que supera los 45 millones de euros.

--------
(1) Ajumao: vocablo que en nuestro jerezanísimo egocentrismo consideramos propio, pero que en realidad procede del Caribe. En la República Dominicana y Cuba "jumo" (humo) es el efecto que produce el consumo de alcohol. El cantante cubano Compai Segundo llamaba "juma" en sus canciones a las cogorzas bien asentadas.
(2) Loros: Cualquier bebida espirituosa de notable graduación.

3 comentarios:

  1. Pues sí que es una buena jaula de oro; un megaproyecto puesto en marcha sin financiación. Pero también lo veo de otra manera. Recuerdo la repercusión mediática que tuvo fuera de este califato porque es cierto que se trató de una gran remodelación.
    Muchos lo criticaron desde el mismo lugar donde se han hecho fotos felicitandose porque el circuito y el GP de España supone un atractivo económico para Jerez, la provincia y resto de Andalucía.
    La falta de apoyo de la Junta se produce además antes de la negativa de Núñez (andalucismo desunido), a quien los votos de la provincia y de Pacheco llevaron a Madrid, creo. Y la falta de recursos autonómicos ha seguido después.
    Y creo que por cabezonería de ambas administraciones.
    Como digo siempre, todos culpables.
    Recuerdo las mismas voces críticas con la peatonalización de la calle Larga. ¿Recuerdan si había fotos de algunos protestando tirándose al suelo? Sí esos mismos que quieren ampliar la peatonalización del centro porque "vió Dios que era bueno".
    Es el momento de que de una puta vez todos remen pa´lante.

    ResponderEliminar
  2. Querido, Pacheco pegó la espantá en 1991, cuando sólo faltaba la firma ante el notario para que la Junta se hiciera con las acciones del circuito. Yo también estuve allí. Pero quería hacerse las fotos entregando los premios... Luego llegó el 92, y montó el único pabellón de un ayuntamiento en la Expo, y costó 1.500 millones de pesetas más; por cierto, los últimos dos millones de euros de la Expo se han pagado este año. Luego llegó el 93, y aunque la Junta le refinació 7.500 millones, se gastó otros mil en la F-1, que tenía que volver a Jerez, y luego llegaron las promesas de Núñez, y las obras faraóniocas, pero qué le vamos a hacer... Luego pensó en otros caballos,distintos a los de los motores de motos y coches, a la vez que hacía las obras del circuito. Un despilfarro descomunal para que un tal Primo de Rivera hiciera de speaker. Eso sí, siempre sin pagar un duro, que ya vendría otro a pagar. Sin pagar los autobuses, sin pagar la basura, qué curioso, propiedad de una gran empresa constructora, que no protestaba porque no le pagasen... en fin, quien no lo quiere ver...

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, hubo otro ovni, en este caso en la calle Doña Blanca, que se construyó y se tiró al suelo, como el monumento al agua del parque González Hontoria. Esos fueron derribados, no hubo que esperar a que se cayeran como los toldos de la peatonalización de la calle Larga, o el pavimento, chapuza nacional de color verde, que no aguantó... en fin, y hablo de cabeza.

    ResponderEliminar