lunes, 20 de junio de 2011

Un movimiento que crece, como la indignación

Manifestación 19 - J en las cercanías de El Minotauro
Uno de los tramos de la manifestación en Corredera
Alrededor de 4.000 personas se manifestaron ayer por las calles de Jerez, una de las mayores manifestaciones de los últimos tiempos, si tenemos en cuenta que en Jerez, una ciudad de más de 200.000 habitantes y 30.000 parados, la manifestación convocada por los sindicatos mayoritarios contra el paro contó con una participación de entre 800 y 1.000 personas y, eso sí, miles y miles de excusas por el fracaso.


Ayer era domingo, un domingo par irse a la playa, con temperaturas superiores a los 35 grados centígrados en la ciudad, y sin embargo, estos miles de ciudadanos indignados se hicieron ver y oír para recordar a los políticos que la soberanía reside en el pueblo.

El día después de las 60 manifestaciones que han tenido lugar por toda la geografía nacional empiezan las interpretaciones. En primer lugar el baile de cifras entre organizadores, policía y ayuntamientos, para luego tratar de restar importancia a un movimiento surgido de la nada, que clama a los políticos que democracia es mucho más que votar cada cuatro años.

La manifestación era en contra del pacto del euro, que supone la aplicación de medidas neoliberales aprovechando precisamente una crisis capitalista. Pero las manifestaciones de ayer tienen un calado mucho más profundo que el rechazo a las medidas económicas; representan la constatación de un cambio en la sociedad, en la que los ciudadanos consideran a los políticos, como lo que son, unos iguales que tienen la obligación de actuar de acuerdo con la voluntad popular, con transparencia y cuidando del bien público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario