viernes, 17 de junio de 2011

¿Violencia...? ¿Qué violencia?

Llegada de políticos al Parlament
Asisto perplejo a la condena mediática del movimiento 15 - M por los incidentes ocurridos con ocasión de la constitución del Parlament catalán. Lo que más me ha asombrado no es que los "perroperros" de la extrema derecha nacional sindicalista, que denominan a los manifestantes "perroflautas", los tilden de kale borroka, es que medios y políticos más moderados también lo hacen. ¿Donde ha estado la violencia? Yo sólo he visto la típica sentada de toda la vida para impedir el paso, que se disuelve siempre con un par de guantazos donde el manifestante siempre lleva las de perder. Puede que la policía catalana haya detectado además a 400 profesionales antisistema entre los manifestantes, lo cual demuestra que buena parte de los incidentes los han protagonizado infiltrados. Digo incidentes porque llamarlo cualquier otra cosa es poner muy bajo el listón de la violencia. ¿Kale borroka? ¿Dónde están los autobuses quemados? Dónde los cajeros destrozados, dónde las marquesinas reventadas... ¿dónde han volado los adoquines de mayo del 68? ¡Llamamos gamberros o hooligans a los aficionados del Granada que apedrearon el autobús del Elche, y a los del 15- M los llamamos violentos? Las sentadas son sentadas y los insultos, insultos, y nada más, de eso al terrorismo de baja intensidad hay un abismo. No son "los chicos de la gasolina", como condescendientemente llamaba Arzallus a los vándalos de la kale borroka, y me ha sorprendido que incluso José Luis Sampedro les haya dicho que "no tenéis que recurrir a la violencia..."
En fin, dicen que cada cual ve lo que quiere y cuenta la feria según le va. Yo sólo vi a un montó de jóvenes y no tan jóvenes protestando por una democracia pervertida y secuestrada, y a un presidente de la Generalitat llegando al Parlament en helicóptero; vuelo que seguro que ha pagado CIU con los dineros distraídos del Palau de la Música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario