martes, 20 de diciembre de 2011

No he vivido por encima de mis posibilidades. ¡Pásalo!

No pienso entonar el mea culpa. No he vivido por encima de mis posibilidades, y es posible que muy pronto esté viviendo por debajo de mis capacidades. Ahora tendría que escribir ¡pásalo!, para que todos y cada uno de los lectores de este blog hicieran lo mismo a fin de poner mi granito de arena para que nadie que esté padeciendo la crisis soporte un gramo de culpa con la que nos quieren inculcar la resignación necesaria para callar ante las reformas que lo único que pretenden es acomodar el mundo a las apetencias ultracapitalistas. Vivimos un proceso de cambio, que desde luego no es el fin de la Historia, como ha vaticinado algunos. Simplemente, los movimientos sociales no han encontrado una respuesta adecuada. La indignación no es una ideología. Está bien mostrar al mundo que hay formas distintas de pensar, pero para conseguir cambios hay, que reinventar muchas cosas.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Influencias mexicanas

Me he definido como agnóstico muchas veces, y creo que haya una clara diferencia entre los agnósticos y los creyentes, sean de la creencia que sea.
Ante la difícil situación en la que vivimos y en la que particular vivimos algunos, tengo que hacer enormes esfuerzos diarios para mantener el ánimo... No me parece mal que otra personas, creyentes, invoquen a todos los santos ante la crisis, pero la línea que divide a los creyentes de los agnósticos es muy clara, de lo contrario jamás entendería que mi mujer, católica, apostólica y romana, haya llevado a cabo un ritual con romero y otro con una "piedra del dinero", para ahuyentar, no sé qué de mi casa. Influencias de una nueva amiga mexicana... Sí influencia, sí, pero que demuestra que quien cree en algo puede creer en todo... La diferencia entre los creyentes y no creyentes está clara.
Espero que por lo menos los rituales den resultado...