martes, 24 de enero de 2012

La avaricia ha conseguido resucitar a los comunistas



Parte del nuevo comité local del PCE - PCA
 "A grandes males grandes remedios", dice el refrán; o como diría aquél, a viejos males, envueltos en el celofán de los neologismos, jarabe de palo.
Pues sí, la avaricia del máximo beneficio, caiga quien caiga, para implantar la ley de la selva ha hecho renacer a los comunistas, al menos en Jerez. Ya apuntaban maneras los miembros del Partido Comunista de los Pueblos de España, que no solo consiguieron los avales necesarios para presentarse a las últimas elecciones, sino que además obtuvieron 331 votos en las municipales.
Además, el PCE - PCA, los comunistas de toda la vida, en la coalición IU consiguieron prácticamente duplicar sus votos con 11.272 sufragios y casi el once y medio por ciento de los votantes. Estos datos, además del malestar en la calle, han debido servir al PCE para salir de la "madriguera", recomponer la el comité local y lanzarse a la calle a recuperar el terreno perdido desde hace décadas.
¿Qué va a suceder en el futuro? Pues no hay nada claro, porque para muchos la distribución política actual puede deberse a una situación coyuntural, pero basta con darse una vuelta por los institutos y sondear a los nuevos votantes para darse cuenta de que los más jóvenes están dispuestos a apoyar a la izquierda radical. Siempre ha sido así... No lo sé. Siempre se ha sido utópico en la adolescencia, pero el convencimiento de que su futuro va a ser peor que el de sus padres está calando entre las nuevas generaciones que hablan de trabas concretas para llevar a cabo su proyecto vital, como las dificultades que se les van a imponer para acceder a la universidad, el paro o el trabajo "basura" que se les plantea.
Dicen que el país que olvida su historia está condenado a repetirla y parece que el orbe occidental ha olvidado que la explotación del hombre por el hombre ha dado lugar a numerosas revoluciones que acabaron pariendo la II Guerra Mundial - para los españoles la Guerra Civil -, la política de bloques y el invento del estado del bienestar como antídoto al "terror comunista".
Por el momento es mucho aventurar un resurgimiento del comunismo, pero no se puede olvidar que muchas cosas que se dieron por imposibles sucedieron hace muy pocos años, como la Guerra de Bosnia, ochenta años después de la primera guerra en Los Balcanes, las "limpiezas étnicas" en Europa o la Guerra de Kosovo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario