viernes, 20 de enero de 2012

La teoría del equilibrio y las mentiras políticas

La teoría del equilibrio es una teoría económica, pero bien podría aplicarse a la política, definiéndola como la relación existente entre lo que hacen y deshacen los políticos y lo que es capaz de aguantar la población. Esta teoría tiene su máximo exponente desde hace décadas en la elaboración de encuestas para la toma de decisiones políticas, que se traduciría en "vamos a hacer, no lo que sea necesario o justo, sino lo mínimo admisible por la población".
A estas alturas ya nos hemos dado cuenta que la teoría del equilibrio es una teoría clásica, que establece una cierta relación de igualdad entre la oferta y la demanda; en este caso, entre los políticos y la población. Pero como en el caso de la economía, la globalización y la supremacía de los bancos se han impuesto sobre las leyes del mercado estableciendo otro equilibrio, el que se define como la relación existente entre la obediencia política a los mercados -plasmación en normas de las teorías neoliberales- y la posibilidad de dejar de ser cargo electo por el hartazgo de la población. El resultado final de esta ecuación está claro, las decisiones políticas no son más, ni tienen más razón que la del político profesional por querer seguir siendo político. Lo peor, que la estructura política es piramidal, y en los niveles inferiores tanto de los partidos, como de la administración lo único que existe es una obediencia ciega al partido o al mentor;que no es que no tenga en cuenta la opinión de los ciudadanos, es que no los tiene en cuenta ni como variable... Este es el origen de la mentira pelada, mondada y reiterada de las políticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario