domingo, 11 de marzo de 2012

No hay mejor homenaje para las víctimas del 11-M que luchar por la dignidad de los trabajadores

Finalización de la manifestación en Cádiz
El Partido Popular no perdió las elecciones de 2004 por un atentado de integristas islámicos, las perdió por mentir a los españoles durante tres días. El Partido Popular no perdió las elecciones de 2004 porque hubiera 191 muertos el día 11 de marzo, las perdió por pedir a la Unión Europea una condena a ETA por un atentado que no había cometido. Las perdió porque el Rey no salió precipitadamente a hablar y cunado habló no mencionó para nada a los terroristas vascos.
Hoy el Partido Popular nos ha recordado por qué perdió las elecciones de 2004. La desvergüenza y la falta de respeto que demostraron entonces por los trabajadores y trabajadoras, por los estudiantes que viajaban en los trenes de Madrid, la han vuelto a demostrar hoy intentando combatir la protesta contra la reforma laboral creando una polémica absurda sobre la fecha de celebración.
Hoy han vuelto a faltarle el respeto a los fallecidos y heridos. Han vuelto a reeditar la teoría de la conspiración... En Alemania negar el Holocausto es delito, aquí menospreciar o vilipendiar a las víctimas del terrorismo también lo es, salvo que sea el PP el que escupa a los sindicatos en la cara de las víctimas.
Hoy he estado en Cádiz, en la manifestación contra la "reforma laboral", esa canallada social que pretenden implantar el Gobierno; y no encuentro mejor homenaje a las víctimas de los trenes que reivindicar en la calle la dignidad de los trabajadores y trabajadoras, los mismos trabajadores y trabajadoras que murieron, hoy hace ocho años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario