jueves, 27 de septiembre de 2012

Tenemos un power point


Presentación en el Consejo Regulador de... algo.
 Después de transportar en autobús, que no acarrear, a los “emprendedores” hasta el Parque Tecnológico Agroindustrial para enseñarles cómo funciona Twitter, cómo hacer publicidad en Facebook o, cómo presentar un currículum por Internet, – esa es la gran utilidad que el PP le está dando el PP al PTA -, ahora el gobierno municipal se nos descuelga con que tiene un power point.


Se trata de un fastuoso anuncio con el no menos rimbombante título de “Plan de Desarrollo y Promoción del Viñedo de Jerez”. ¿Cuál es el contenido del plan? Ninguno. Es un estudio de debilidades y fortalezas del viñedo de Jerez y las posibilidades que tienen las edificaciones rurales para otros usos; ya contemplados en el Plan General, y que ya se han llevado a cabo

¿Cuál es la novedad? Ninguna, tenemos un power point vacío de contenido y la promesa de agilizar todos los trámites para que el empresario que quiera invertir lo pueda hacer.

Desde hace ya muchos años los empresarios que han decidido invertir lo han hecho convirtiendo las viñas en establecimientos hosteleros o en complejos para turismo ecuestre, y gracias a modificaciones en los estatutos del Consejo Regulador sobre límite de botas para la calificación de bodegas de producción, en bodegas de vino de autor. El Ayuntamiento, que por cierto no aporta un duro, vende humo, como se ha hecho siempre, pero esta vez a lo grande: “Por qué puede convertirse el viñedo de Jerez en otra Toscana”. Pues la respuesta es bien sencilla, porque el Ayuntamiento no tiene ningún plan, tiene un power point y la cara como el cemento.

martes, 18 de septiembre de 2012

Bestias



Solo siglos de rapiña, de sometimiento de la población propia y ajena como siervos, configuraron una clase poderosa, no me atrevo a calificarla de élite, compuesta por nobles y burgueses capaz de alumbrar a los bestias que luego se alzaron en armas contra la República.
Hoy, que se empieza a tomar declaración a los médicos de la clínica Santa Cristina de Madrid, donde hace treinta años se produjo uno de los numerosos casos de niños robados en España, hay que preguntarse cómo  fue posible, y cómo pudo durar tanto.
Es cierto que en 1982 ya hacía cuatro años que se había aprobado la Constitución democrática y que se habían celebrado elecciones libres en España, pero eso no significa que el fascismo y sus vicios, injertados en todas las instituciones sociales y políticas hubieran desaparecido.
La explicación a los juicios que se comienzan a celebrar hay que encontrarla en "los bestias"; esos mandos, jefes y oficiales africanistas, que procedían de la pequeña burguesía y nobleza con escasos recursos, que se embrutecieron en una guerra, la de Marruecos, en la que el enemigo no tenía la consideración de soldado, en muchas ocasiones ni tan siquiera la de persona. Esos militares que tardaron dieciséis años en "pacificar" una región con una extensión menor que la provincia de Badajoz, en la que encontraron ascensos rápidos y aprendieron la aniquilación como método de combate, y lo practicaron contra las cabilas insurgentes y sus habitantes. Después encontraron en el fascismo un referente ideológico con el que articular sus ansias de poder.
La aniquilación del enemigo o del adversario se trasladó a la Península Ibérica con la Guerra Civil, y la aniquilación total fue el robo de bebés a las mujeres encerradas en las cárceles; una práctica que saltó a los hospitales y casas de beneficencia con la inestimable colaboración de religiosos y religiosas, y que perduró hasta bien entrada la democracia.
Hoy declaran médicos de la clínica Santa Cristina de Madrid, donde el robo sí se produjo, porque treinta años después del parto, madre e hija volvieron a encontrarse.

lunes, 17 de septiembre de 2012

"Vendimiando bares"

El Gallo Azul
Todo un éxito han sido estas Fiestas de la Vendimia, donde una vez más, el gran atractivo fue la copa de vino de Jerez y con tapa a dos euros y medio. Todo un logro del gobierno popular que resume a las claras cuál es la capacidad de nuestros gobernantes. Pero, paradojas de la vida, la iniciativa que se lleva a cabo para revitalizar el centro, y para recordar que han vuelto del pasado, junto con ellos, las predemocráticas fiestas, se contrapone con el dato de que el centro de Jerez es la zona que más demanda de ayudas sociales presenta y con la desaparición de autónomos que supera la media andaluza y española. (1)
Este gobierno de "cuchara y paso atrás" tiene perdido el crédito desde hace meses, incapaz de presentar una sola iniciativa; de mejorar en nada el tejido económico de la ciudad, que se desmorona entre comercios cerrados y anuncios de "se alquila" que amarillean en los escaparates.
Voverán: la "Tapa con cuchara", "Vendimiando en bares" la noche "Blanca y verde", la noche "Azul y blanca", la noche de San Juan, la  noche de España, pan y circo barato. Pan del que ponen los taberneros para mitigar las hambres de alegría de la población. Qué será lo próximo; probablemente la "Noche de los muertos vivientes", noche de Todos los Santos transustanciada por obra y gracia de la aculturación en  noche de disfraces que el Ayuntamiento vestirá de tradicional para volver a sacar los veladores a la calle, en la que la copa de vino con tapa de sangre encebollá, se ofrecerá a dos euros, mientras los miles de parados pasean como zombies por el centro para ver lo bonita y animada que está Jerez en una fecha tan señalada...

(1) Mientras, Lorenzo Amor permanece desaparecido en combate y no dice esta boca es mía, pese a que ninguna de las propuestas que los autónomos plantearon al Gobierno se han siquiera esbozado, antes al contrario, la voracidad recaudadora del Gobierno ha hecho presa en ellos.