viernes, 5 de octubre de 2012

La Conferencia Episcopal muestra su preocupación...

José Antonio Martínez Camino, portavoz Conferencia Episcopal
La Conferencia Episcopal, que no ha sufrido recorte alguno en sus asignaciones en los próximos Presupuestos Generales del Estado, se muestra muy preocupada por la "ruptura unilateral de España". Que digo yo, que qué tendrá que ver la secesión de Cataluña con la salvación del alma. Hombre, algo tiene que ver porque si bien el reino de monseñor no es de este mundo, sus cuentas sí, y una Cataluña independiente podría no estar afectada por el Concordato con la Santa Sede  y no conceder, con la liberalidad con la que se prodiga el Estado, español ni las cantidades asignadas por la Declaración de la Renta, ni las exenciones fiscales de las que disfruta.
El problema es aún mayor, sobre todo cuando el PSOE, ante la deriva separatista, propone un Estado Federal. Un estado con servicios tributarios independientes también podrían no hacerse deudores de los acuerdos con el Vaticano, que por escasa fechas no tuvieron la consideración de preconstitucional; no olvidemos que la Constitución fue votada en referéndum el 6 de diciembre de 1978, sancionada por el Rey el 27 de diciembre y publicada el 29 de diciembre, por motivos obvios, y el 3 de enero del 1979 se produjo la "inocentada" del Concordato.
Por cierto, si,como es previsible, la recaudación por IRPF es menor que la del ejercicio pasado, el paro aumenta, se han dejado de contratar interinos, se ha reducido el sueldo a los funcionarios y se han eliminado pagas extras, ¿cómo es posible que la asignación a la Iglesia sea la misma? En términos absolutos sí, pero en términos relativos ésta habrá aumentado.
Tiene motivos la Conferencia Episcopal para estar preocupada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario