miércoles, 6 de marzo de 2013

No puedo evitarlo...

Escena de Las amistades peligrosas
Aunque pudiera pasar desapercibido, ayer, además de presentar la convocatoria oficial de huelga durante Semana Santa, los trabajadores de Onda Jerez votaron por primera vez si reprobaban la actuación de la dirección y la gerencia de la empresa, y el resultado fue ciertamente reñido; como bien dice El Alcázar de Jerez /http://www.elalcazardejerez.es/2013/03/los-trabajadores-de-onda-jerez-inician-la-huelga-el-viernes-de-dolores-y-no-negociaran-servicios-minimos/ hubo 20 votos a favor del cese de la directora de antena y 22 en contra, y tan solo siete para pedir el cese de la directora económica, un resultado sorprendente si se tiene en cuenta que ambas acudieron a la asamblea de trabajadores e incluso pudieron debatir unos minutos con los empleados. Resultado también sorprendente por el hecho de que no se invitara a participar a los fijos discontinuos que llevan meses en paro porque la empresa no los ha vuelto a incorporar una vez iniciada la nueva programación tras el verano. Claro, cabía la posibilidad de que alguien impugnara la asamblea... ¿quizás la empresa?  Bueno, con un: "Hasta siempre Comandante" -con todos los respetos por Hugo Chávez- el barniz bermellón perdido se recupera.

Daños colaterales

De las explicaciones dadas por el personal de alta dirección nombrado por el PP poco o nada se puede destacar a excepción de la afirmación de que trabajan mucho y bien. Cabe preguntarse: mucho y bien, para quién. Para encajar el número de trabajadores al presupuesto dado por el partido; sin ninguna vía de financiación nueva o por explorar más que la subvención municipal, las aportaciones obligatorias que han de realizar otras empresas municipales -alguna de las cuales podría desaparecer-, lo que se pueda ingresar de publicidad y un ERE que afectará a más de la mitad de la plantilla y que fue definido con todo el sarcasmo posible por la directora económica como: "daños colaterales".

Afines

Estos "daños colaterales" que estaban en la asamblea ya fueron designados allá por el mes de julio, coincidiendo con los "daños colaterales" del Ayuntamiento y elegidos de la misma forma... unos dicen que por fidias y fobias, otros que por afinidades políticas... quién lo sabe. Solo sé que cuando salga la lista habrá sorpresas, y bien que lo siento por todos, pero entre ellos habrá buenazos de esos que se llevan todos los días una palmadita en la espalda de las mismas que firmarán sus cartas de despido. ¡Y entre los que se queden también! ¿pero cómo es posible si lleva años...? Podría concretar más, pero a veces las cartas del tarot no dejan ver con claridad el futuro. Eso sí, como dijo la directora económica, "el trabajo está hecho".

No puedo evitarlo...

Futuro, esa es la palabra, y sobre ese término se habló poco o nada, pero hay que ir hacia él en silencio y sin estridencias; o lo que es lo mismo, como corderos al matadero.
El futuro de Onda Jerez ya no pasa por salvar el concurso de acreedores. Vamos a imaginar que el Partido Popular decide, por razones que se me escapan, salvar a unos cuantos trabajadores de la quema, reduce la plantilla y llega a un acuerdo con Seguridad Social y Hacienda. La empresa salva el concurso y sigue adelante... sí, hasta que se apruebe el hoy Anteproyecto de Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, -La Reforma de la Administración Local- que prevé la disolución de las empresas que no sean rentables. Entonces todas las promesas se diluirán, y aquellos trabajadores que por razones que se me escapan, fueron salvados de la quema, preguntarán por qué y volverán a inquirir sobre las razones de la pérdida del puesto... y la alcaldesa, como en una de las escenas de "Las amistades peligrosas", contestará como John Malkovich: "no puedo evitarlo, no puedo evitarlo, no puedo evitarlo".

Tampoco puedo evitarlo

Pero la disolución de una empresa, no necesariamente tiene que llevar aparejada la eliminación del servicio, podría asumirlo el Ayuntamiento y a su personal también. Imposible no es. Primero tendría que demostrarse que el servicio es competencia propia del Ayuntamiento, y en el Plan de Saneamiento, la televisión local no figura como tal. Podría prestarlo el Ayuntamiento aunque no fuera un servicio de competencia local, pero para eso el Ayuntamiento tendría que estar ¡¡¡saneado!!!
Rizando el rizo, y puesto que los políticos son capaces de cualquier cosa, habría que decir que en el caso hipotético de que el Ayuntamiento asumiera a la plantilla, los trabajadores deberían acceder al puesto mediante oposición o concurso oposición, con la titulación correspondiente reflejada en la RPT. Por cierto, La Reforma de la Administración Local, también contempla limitaciones al número de trabajadores en los ayuntamientos. Total, que a los poquitos, muy poquitos que pudiesen quedar para dar el salto al Ayuntamiento, la alcaldesa se vería obligada a decirles: "Lo siento, tampoco puedo evitarlo".

Como corderos...

Así que, cuál es la función de estas dos señoras que ha nombrado el PP para dirigir la empresa, ¿llevarla en silencio hacia su disolución?
El trabajo está hecho. Sí el trabajo sucio para el PP, y quienes lo han hecho son sus responsables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario