jueves, 6 de febrero de 2014

Comienzan las obras de Santiago con una "mínima aportación popular"

Visita del obispo, José Mazuelos y la alcaldesa, María José García Pelayo a las obras que Tragsa ha iniciado este jueves en la Iglesia de Santiago
Empieza a no ser extraño ver a una empresa pública dedicada a la creación de infraestructuras agrarias y marinas trabajar en Jerez. Empieza a no ser extraño verla asfaltar las calles o incluir entre sus proyectos la mejora del cementerio de la ciudad. Lo que sí que comienza a ser extraño es que Tragsa inicie la rehabilitación de la Iglesia de Santiago tras un acuerdo firmado el pasado mes de noviembre con un particular, el Obispado, propietario del templo. No es mala idea esa de buscar carga de trabajo para las empresas públicas, ni que el dinero que el Estado entrega a la Iglesia retorne al erario público. Lo que me resulta extraño es que se inicien unas obras con un coste superior a los 2.300.000 euros,  que van a ser financiadas con donativos de la población, con tan solo una recaudación de 32.000 euros y  con una captación de fondos de 6.000 euros en el último mes. De seguir este ritmo, el Obispado, al término del plazo de ejecución de obras * sólo habrá conseguido obtener poco más del 5% del montante total; lo que me lleva a pensar si el obispo de Jerez, José Mazuelos,  ha pensado ya en el quebranto que van a suponer las obras para las arcas del Obispado, o bien lo tiene ya todo "atado y bien atado".

* N. d. A.
( 14 meses, justo antes de las elecciones municipales)

No hay comentarios:

Publicar un comentario